Radiofrecuencia facial

Especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

 

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

El lifting por radiofrecuencia consiste en un tratamiento no invasivo de remodelación facial y corporal destinado a tensar cualquier tipo de piel y reducir la flacidez de cualquier zona, en este caso rostro y cuello. Además, se trata de un tratamiento indoloro que no requiere anestesia ni deja marcas o cicatrices.

 

¿Por qué se realiza la radiofrecuencia facial?

Se lleva a cabo para tratar la flacidez producida por el desgaste de colágeno natural y elastina, que se presenta en varias formas:

 

  • Envejecimiento de la piel
  • Líneas de expresión y arrugas
  • Falta de tono y flacidez y en cara y cuello
  • Papada, bolsas y ojeras

 

 

¿En qué consiste la radiofrecuencia facial?

Esta técnica se basa en la estimulación de la producción de colágeno y elastina a través de radiofrecuencia, que aporta calor a las capas internas de la piel. Para ello, se hace deslizar un cabezal sobre la zona a tratar para dirigir la energía hacia las zonas más profundas de la piel, estimulando el colágeno y el efecto tensor y corrigiendo la flacidez

 

Preparación para la radiofrecuencia facial

No requiere preparación, aunque siempre se hace antes un cuestionario para saber si el paciente toma algún fármaco o tiene alguna enfermedad hepática, renal, cardiovascular, etc.

 

Cuidados tras la radiofrecuencia facial

Tras el tratamiento, se recomienda tomar las siguientes medidas:

 

  • Beber entre 2 y 3 litros de agua al día
  • Tratamiento homeopático drenante (si es necesario)
  • Se puede tomar el sol, siempre y cuando sea con una protección adecuada