Mastología

Especialidad en Mastología

¿Qué es la Mastología?

La Mastología es la especialidad médica que se ocupa del tratado tanto de la mama como de sus funciones y enfermedades benignas y malignas.


Los especialistas que se encargan de esta tarea son profesionales de distintas áreas: Radiólogos, Oncólogos, Médicos Nucleares, Radioterapeutas, Médicos Anatomopatológicos, Cirujanos Plásticos y expertos en Cirugía de la Mama. De este modo, se aplican los recursos específicos para un tratamiento integral y adaptado a las necesidades que requieran paciente y tumor y con el objetivo de realizar terapias más eficaces y menos nocivas para conservar siempre que se pueda la mama y la axila.


Se aconseja ir a un especialista experto en patología de la mama de forma periódica a partir de los 30 años.


Un Mastólogo inicia su formación como Médico y se especializa en Cirugía General (normalmente), también puede estar especializado en Ginecología.


¿En qué tratamientos se enfoca un Mastólogo?

Los distintos tratamientos que comprende la Mastología son: Mastectomía Radical, Conservación de la Mama, Disección Axilar, Ganglio Centinela, Quimioterapia, Radioterapia, Hormonoterapia o Reconstrucción, o el tratamiento de lesiones no palpables o cambios emocionales. El diagnóstico del Cáncer de Mama o Tumores Benignos de la Mama se realiza mediante un autoexamen de la mama, una Mamografía, una Ecosonografía, una Biopsia, una Resonancia Magnética o exámenes de extensión.

 

Enfermedades que trata la Mastología

  • Tumores Benignos de la Mama
  • Cáncer de Mama
  • Ganglio Centinela
  • Desarrollo anormal de los senos

 

¿Cuándo hay que ir al Especialista en Mastología?

Se aconseja ir a un especialista experto en patología de la mama de forma periódica a partir de los 30 años para la prevención de cualquiera de las enfermedades que ésta puede padecer, sobre todo si en la familia han existido antecedentes. En el caso de Cáncer de Mama, cuando este se manifiesta con los siguientes síntomas: un tumor o una masa en la propia mama o axila, una deformidad, el pezón segregue líquido o se retraiga o exista presencia de dolor mamario.


Especialistas indican que no se debe esperar a sufrir algún síntoma en los senos para asistir al Médico, sino que es necesario realizar chequeos médicos al menos una vez al año, sobre todo la Mamografía. Además, es vital que las mujeres se realicen la autoexploración frecuentemente y ante la presencia de un bulto acuda a consulta.