Trastorno obsesivo-compulsivo

Especialidad de Psiquiatría y salud mental

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

Tipo: Enfermedad

¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo?

El trastorno obesivo-compulsivo, conocido comúnmente como TOC, es un trastorno mental que se caracteriza por la presencia de pensamientos angustiantes (obsesiones) y conductas recurrentes y estereotipadas (compulsiones) de forma persistente en el tiempo, provocando ansiedad y deterioro de la vida diaria.

Aunque la persona es consciente de que sus obsesiones son irracionales, no puede controlarlos. Generalmente intenta suprimirlos o aliviarlos a través de las compulsiones. Si el paciente intenta no llevar a cabo estos rituales obsesivos, puede sufrir una enorme ansiedad y sufrimiento.

Existen diversos tipos de TOC:

  • Lavadores y limpiadores: necesidad de lavarse constantemente por temor a contaminarse.
  • Verificadores: inspeccionan de manera obsesiva las cosas para evitar que ocurra una catástrofe determinada.
  • Repetidores: realizan acciones repetitivas.
  • Ordenadores: las cosas del entorno han de estar dispuestas de acuerda con determinadas pautas rígidas, incluyendo distribuciones simétricas
  • Acumuladores: necesidad de coleccionar objetos insignificantes, de los que la persona afectada no puede desprenderse.
  • Ritualizadores mentales: pensamientos o imágenes repetitivas con el objetivo de contrarrestar la ansiedad provocadora de ideas o imágenes que constituyen las obsesiones.
  • Atormentados y obsesivos puros: la persona experimenta pensamientos negativos de manera reiterada.
  • Sexual: pensamientos sexuales recurrentes.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas se clasifican en obsesiones y compulsiones.

Obsesiones:

  • Temor a contaminarse
  • Temor a causar daño a otras personas
  • Escrupulosidad
  • Necesidad de simetría
  • Necesidad de decir o confesar

Compulsiones:

  • Lavarse continuamente
  • Repetir una acción hasta hacer “bien”
  • Contar objetos o hasta un número determinado
  • Asegurarse de haber cerrado bien la puerta, el agua, etc.

Causas del trastorno obsesivo-compulsivo o por qué se produce

Se desconoce la causa exacta de este trastorno. Sin embargo, hay determinados factores que pueden influir en él como: lesiones en la cabeza, infecciones y funcionamiento anormal en ciertas zonas del cerebro. También juega un papel importante la genética, es decir, los antecedentes familiares.

¿Se puede prevenir?

No es posible prevenir el trastorno obsesivo-compulsivo; lo que sí se puede hacer es detener la enfermedad gracias a un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento para el trastorno obsesivo-compulsivo es una combinación entre un tratamiento farmacológico y terapia conductual. El tratamiento farmacológico incluye antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo. En cuanto a la terapia conductual, ésta ha demostrado ser efectiva para este trastorno.

El trastorno obsesivo-compulsivo es una enfermedad crónica con períodos de síntomas graves seguidos de otros períodos de mejora. Es inusual que se presente un período libre completamente de síntomas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies