Osteopatía ginecológica

Especialidad de Osteopatía

¿Qué es la osteopatía ginecológica?

La osteopatía ginecológica es una terapia indolora para tratar problemas asociados con el aparato reproductor. El tratamiento con esta técnica irá encaminado a localizar y abordar el origen del problema y, a raíz de ahí, tratar también los síntomas y mejorar la calidad de vida de la paciente. Se basa en manipular las estructuras y tejidos blandos del cuerpo para restablecer o equilibrar el funcionamiento normal del cuerpo.

¿Por qué se realiza?

La osteopatía ginecológica se utiliza para abordar problemas ginecológicos:

  • Asociados con las menstruaciones, tales como dismenorreas (dolor menstrual), regulación menstrual o amenorrea (ausencia de menstruación).
  • Determinados casos de infertilidad: malposiciones de la pelvis, mala vascularización, cicatrices, estrés, tensiones ligamentosas y musculares uterinas u ováricas.
  • Endometriosis.
  • Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales).
  • Dolores o problemas de suelo pélvico
  • Incontinencia urinaria
  • Prolapso uterino
  • Problemas asociados a la menopausia
  • Cicatrices por episiotomías, cesáreas u otras intervenciones

¿En qué consiste?

El objetivo de la osteopatía ginecológica es aliviar o mejorar las molestias de la zona abdominal baja y pélvica y las que comprenden el sistema reproductor, así como sus síntomas. Para lograrlo los osteópatas movilizan la pelvis y los tejidos, que pueden tener menos movimiento por adherencias internas o fijaciones por tensiones musculares de los órganos. Gracias a maniobras realizadas con las manos, los osteópatas logran aumentar la circulación de los tejidos.

Según cuál sea el origen, el tratamiento puede incidir en unas zonas u otras: craneal (estrés, alteraciones hormonales), diafragma, pelvis… Asimismo, a veces se requiere realizar técnicas por vía interna, si existen malposiciones uterinas o cicatrices internas. No obstante, aunque no son procedimientos dolorosos, la paciente siempre debe estar de acuerdo.

Preparación para la osteopatía ginecológica

No se debe realizar ninguna preparación previa a la osteopatía ginecológica. Es más, la osteopatía sí que sirve como preparación para las mujeres embarazadas, de cara al parto.

Cuidados tras la intervención

No existen unos cuidados especiales a tener en cuenta tras la osteopatía ginecológica, pero sí es cierto que el médico, durante el proceso, manipula la zona del bajo vientre, por lo que la paciente puede notarse ligeramente incómoda o cansada. Sin embargo, los beneficios serán superiores, de manera que pronto notará mejoría.

loading...
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies