Laringotraqueitis

Especialidad en Neumonología

¿Qué es la laringotraqueitis?

 

La laringotraqueitis o laringotraqueobronquitis son una variedad de enfermedades respiratorias de niños, que afecta a la laringe o a la tráquea. La mayoría de patologías se dan entre los 6 meses y los 3 años, siendo más común en varones, y es infrecuente en niños mayores de 6 años. Son más comunes cuando empieza el frío, en los meses de otoño y primeros meses de invierno.

 

 

¿Qué síntomas presenta la laringotraqueitis?

 

La laringotraqueitis es frecuentemente leve, y suele durar menos de una semana, aunque puede que los síntomas se vuelvan severos y puedan amenazar la vida. Los síntomas suelen empezar con irritación nasal y congestión, que progresa después de 12 a 48h teniendo dificultad para respirar, tos ladrido y ronquera. Otros síntomas pueden ser: fiebre, rash cutáneo, conjuntivitis e incluso tumefacción de los ganglios linfáticos.

 

¿Cuáles son las causas de la laringotraqueitis?

 

La causa más común es una infección viral que produce tumefacción de la laringe y la tráquea. Inicialmente el virus infecta la nariz y la garganta y después se extiende a la laringe y la tráquea. Así, la infección progresa hasta la tráquea y la vuelve tumefacta, con obstrucción del espacio disponible a través del cual entra el aire a los pulmones.

 

¿Se puede prevenir la laringotraqueitis?

 

Las principales medidas para prevenir estas enfermedades son:

 

  • No fumar o evitar el humo de los otros fumadores
  • Beber mucha agua
  • Evitar limpia la garganta
  • Evitar infecciones respiratorias superiores (recibir la vacuna anual contra la gripe, lavarse las manos frecuentemente y evitar contacto con personas con infecciones respiratorias)

 

¿En qué consiste el tratamiento de la laringotraqueitis?

 

El tratamiento depende de la severidad de los síntomas y del riesgo de agravamiento. Los niños que no presentan síntomas de laringotraqueitis severa suelen ser tratados con medidas conservadoras en casa, aunque un niño con síntomas moderados o severos con riesgo de agravamiento deben ser tratados urgentemente.