Espina Bífida

Especialidad en Neurocirugía

¿Qué es la Espina Bífida?

La Espina Bífida es un defecto congénito del cerebro, la Columna Vertebral o de la médula espinal que está causado por anomalías del tubo neural (estructura embrionaria que a la larga se convierte en el cerebro y en la médula espinal del feto, así como en los tejidos que los contienen).


Espina bífida


Suele producirse en el primer mes de Embarazo y se caracteriza por no cerrarse del todo la Columna Vertebral.

Diferenciamos dos tipos de Espina Bífida:

  • Espina Bífida Oculta: caracterizada por un pequeño defecto o abertura en una o más vértebras
  • Espina Bífida Abierta o Quística: es el tipo más grave y suele presentarse con un abultamiento en forma de Quiste en la espalda. Dentro de este tipo encontramos las Meningoceles y las Mielomeningocele


Pronóstico de la enfermedad

Esta patología puede ser leve o grave, dependiendo del tamaño, ubicación y complicaciones. Normalmente, cuantas más vértebras afectadas, más grave será el pronóstico y las consecuencias que pueda tener, entre las que se encuentran:

  • Trastornos Neurológicos como la Hidrocefalia
  • Siringomielia
  • Alteraciones del Aparato Locomotor
  • Trastornos del Sistema Genito-urinario


Síntomas de Espina Bífida

Los síntomas de la Espina Bífida no son iguales en todos los pacientes; algunos necesitan aparatos ortopédicos, muletas o sillas de ruedas; otros tienen Problemas Urinarios e IntestinalesHidrocefalia, etc.


Pruebas médicas para la Espina Bífida

La Espina Bífida se puede detectar durante el Embarazo a través de tres pruebas:


Para confirmar la Espina Bífida (oculta) tras el nacimiento, pueden realizarse diferentes pruebas, como:


¿Cuáles son las causas de la Espina bífida?

No se conocen las causas de los defectos del tubo neural, pero se conocen diferentes factores de riesgo, tales como ObesidadDiabetes mal controlada y ciertos medicamentos para las Convulsiones. Asimismo, se cree que se presenta de forma hereditaria.


¿Se puede prevenir?

Tomar ácido fólico (se encuentra en la mayoría de los suplementos multivitamínicos) puede reducir el riesgo de tener un bebé con Espina Bífida.


Tratamientos para Espina Bífida

El tratamiento de la Espina Bífida dependerá de la gravedad del caso. Es posible que la oculta no precise tratamiento, pero otros tipos sí.


El tratamiento principal es la Cirugía, y puede realizarse antes del nacimiento (Cirugía Fetal), concretamente antes de la semana 26 de Embarazo.


Hay que tener en cuenta que la función nerviosa del bebé con Espina Bífida puede empeorar tras el nacimiento si no se trata.


¿Qué especialista trata la Espina Bífida?

El especialista que suele tratar la Espina Bífida es el Neurólogo.