Epistaxis

Especialidad en Otorrinolaringología

La epistaxis o sangrado nasal es toda hemorragia con origen en las fosas nasales. Puede estar causada por un traumatismo, irritación o resequedad del revestimiento de la nariz, rinitis alérgica, resfriados o sinusitis. Otras causas pueden ser la obstrucción nasal, en casos de tabique desviado u objetos extraños en la nariz. En la mayoría de casos tiene su origen en el tabique, que es el cartílago vertical que separa las cámaras nasales y está recubierto de vasos sanguíneos muy frágiles, que pueden romperse. Dicha epistaxis es fácil de frenar. En cualquier caso, toda epistaxis requiere de ayuda médica si persiste tras 15 o 20 minutos de tratamiento, si se repite frecuentemente, si la sangre drena hacia la garganta o si se sospecha lesión en cuello o cabeza. La mejor forma de frenar la hemorragia es sentarse inclinado hacia delante y taparse las fosas nasales con los dedos, respirando por la boca.