Cirugía Percutánea del Pie

Especialidad en Ortopedia y traumatología

¿Qué es la Cirugía Percutánea del Pie?

La Cirugía Percutánea del Pie o Cirugía Miniinvasiva del Juanete es una técnica quirúrgica novedosa para tratar las patologías del pie consistentes en alteraciones de los huesos o de los tejidos blancos.


Cirugía Percutánea del Pie


Prácticamente en la totalidad de los casos se utiliza anestesia loco-regional (sólo se anestesia desde el tobillo hacia el pie), con lo que se disminuye de una manera muy significativa las posibles complicaciones anestésicas.


¿Por qué se realiza?

Las patologías más importantes que trata la Cirugía Percutánea del pie son el Juanete y la Metatarsalgia, es decir, Dolor en la base de los dedos del pie. Algunas de las patologías más frecuentemente tratadas mediante la Cirugía Percutánea del Pie son:

  • Deformidades de los dedos: Dedos en Garra o Dedos en Martillo
  • Juanetillo de Sastre: una deformidad similar al Juanete, pero que afecta al quinto dedo
  • Hallux Rigidus: es una Artrosis que afecta al dedo gordo. Aunque en los Hallux Valgus severos que necesitan una gran corrección habitualmente se operan mediante técnicas de Cirugía Abierta
  • Espolón Calcáneo: prominencia ósea que se produce en el talón
  • Neuroma de Morton: un engrosamiento del nervio interdigital en el espacio que existe entre el tercer y cuarto dedo del pie


Otras patologías son candidatas a elegir entre una cirugía abierta o clásica y la Cirugía Percutánea o Mínimamente Invasiva:

  • Quinto dedo supra, infraductus o montado o por debajo
  • Osteocondroma Bubungueal: tumoración benigna encima de la última falange de los dedos y que al comprimir la uña causa Dolor
  • Síndrome del Canal Tarsiano: Dolor en el tarso hacia los dedos con hormigueos y pinchazos
  • Síndrome del Seno del Tarso: Dolor en la parte posterior del Pie inmediatamente anterior al Tobillo


¿En qué consiste?

Las intervenciones de Cirugía Percutánea del pie se realizan a través de incisiones mínimas, sin exposición directa de los planos quirúrgicos y minimizando los traumas a los tejidos próximos. La intervención se realiza con un control radiológico que permite a los especialistas orientar los gestos quirúrgicos a realizar.


Gracias a este tipo de Cirugía Mínimamente Invasiva, se consigue el tratamiento las diferentes patologías del pie con una mínima incisión en la piel de entre dos y tres milímetros, mientras que con las técnicas quirúrgicas convencionales se exigían incisiones grandes o incluso la eliminación de articulaciones en casos graves.


Preparación para la Cirugía Percutánea del Pie

Antes de realizarse la cirugía, el médico evaluará al paciente y según el nivel de gravedad se evaluará en última instancia si esta técnica es la más indicada para tratar su patología.


Una vez que se decide que esta técnica se realizará, es habitual un análisis de sangre prequirúrgico, Radiografía de Tórax y Electrocardiograma.


Cuidados tras la intervención

Después de la operación, el paciente deberá usar un tipo de calzado ancho y de suela rígida que disminuye la carga sobre el Pie operado, por lo que se desaconseja operar ambos Pies a la vez.


Es una cirugía absolutamente ambulatoria, una vez finalizada la intervención, en el quirófano se coloca al paciente un zapato posquirúrgico con el que podrá caminar desde ese momento.


La primera revisión se suele realizar en una semana para retirar los puntos. Respecto al vendaje quirúrgico, se instruye al paciente como colocar el nuevo vendaje que cambiará el mismo a diario tras el aseo personal durante dos-tres semanas. En este periodo de tiempo mantendrá el zapato posquirúrgico y a partir del mes utilizará calzado normal de manera progresiva.


Alternativas a este tratamiento

Actualmente, la Cirugía Percutánea del Pie es una técnica novedosa para el tratamiento de patologías del pie. El tratamiento quirúrgico clásico es la cirugía Abierta.


¿A qué especialista acudir?

El especialista en Ortopedia y Traumatología es el indicado en llevar a cabo la Cirugía Percutánea del Pie y de brindar un seguimiento en la recuperación.