Abscesos y Flemones

Especialidad en Odontología

El absceso o flemón es la acumulación de pus provocada por la infección bacteriana de la raíz de un diente o muela. El origen del absceso o flemón puede ser diverso: en una caries, que ha infectado el interior de la pieza dental, el nervio, la raíz e incluso el hueso; o en una enfermedad periodontal que ha provocado el movimiento de los dientes.


Los síntomas más comunes que produce un flemón son: dolor intenso en la zona afectada que dificulta la masticación, sensibilidad dental, sabor amargo, mal aliento, fiebre e inflamación de los ganglios del cuello, entre otros.


El tratamiento del flemón consiste en la administración de antibióticos, antiinflamatorios y enjuagues de boca con agua tibia y sal. Si esta terapia no da resultados, el dentista deberá realizar una incisión para tratar el nervio infectado y colocar un empaste o una corona sobre el diente para evitar su fracturación.