huellas dactilares en medicina forense

Todo sobre las huellas genómicas de las enfermedades

Se ha desarrollado una nueva tecnología que puede revelar las huellas únicas e irrepetibles de las bacterias que dan origen a diversas enfermedades.

 

En el año 2016 se presentó el caso de un hombre y su prótesis de rodilla en la Clínica Mayo. Luego de seis meses de la cirugía el hombre de 52 años comenzó con mucho dolor y fue atendido con antibióticos, pero nada resultó. Entonces el equipo de la Dra. Robin Patel del Laboratorio para Investigación de Enfermedades Infecciosas y codirectora del Laboratorio de Bacteriología de la Clínica Mayo, realizó la técnica desarrollada por ella y su equipo: tomaron una muestra “e hicimos una secuenciación completa, mediante una técnica llamada secuenciación metagenómica en escopeta, que categoriza a lo humano y a lo bacteriano y se usan sustancias químicas para abrir las células humanas y retirar el ADN liberado, pero dejar ilesa a la bacteria”, explica la doctora. 

 

Sólo a través de ella se pudo determinar la huella de esa bacteria (que resultó ser la Mycoplasma salivarium, presente en la saliva de personas sanas). “Sabemos que el problema es importante para el mundo entero. Si bien la genómica no va a lograr que la resistencia a los antibióticos desaparezca, sí va a aportar la información necesaria para combatirla de forma más sabia”, comenta la Dra. Patel.

 

Pero ¿secuenciación? ¿Huellas genómicas? ¡De qué hablan! Quizá debamos remontarnos a lo sucedido también en la Clínica Mayo, pero en el año 2014, cuando el personal de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales tuvo un problema en el aumento de la cantidad de bacterias resistentes en los bebés que se hallaban ingresados. Descubrieron que la culpa la tenía el Staphylococcus aureus, una bacteria muy resistente a la meticilina. Para atacarla se recurrió a la tecnología de identificación de ADN (desarrollada por la Dra. Patel) que es muy similar a como cuando un detective coloca polvos para obtener las huellas dactilares del sospechoso de un crimen.

 

¿En qué consiste esta técnica? Igual que con la identificación del ADN: para poder obtener las “huellas” de una enfermedad específica, es decir, obtener su identidad genómica. En la Clínica Mayo, se localizó un patógeno presente en los bebés mucho antes de que mostraran signos de infección. Gracias a la identidad genómica se pueden identificar los tipos exactos de bacterias que pueden provocar epidemias. La Dra. Robin Patel usa este tipo de criminalística de alta tecnología, junto a su equipo que sirve para resolver varios misterios médicos.

 

EL MUNDO FASCINANTE DE LOS MICROBIOS

Más de un billón de microbios existen en el mundo y sólo un pequeño porcentaje ha sido estudiado. Como en el caso del polvo para huellas dactilares, la tecnología de la Dra. Patel hace que se vean de manera clara los patrones de una bacteria. “Es el mejor momento para la microbiología. Tenemos conocimiento de apenas una fracción de lo que sucede con los microbios, muchos de los cuales todavía no tienen nombre, como es el caso de los que viven en el cuerpo humano. Obviamente, la secuenciación se ha hecho solo en una fracción de ellos”, dice la Dra. Patel.

 

Es importante decir que la resistencia antimicrobiana no afecta a todos de la misma manera, pero sí puede afectar a cualquier persona, “en el laboratorio, hemos creado muchos métodos para identificar bacterias resistentes a los antibióticos que pueden ayudar a mantener este asunto bajo control en el entorno de la salud”, añade la doctora. Después de lo sucedido en la Clínica Mayo (el caso que involucraba a los bebés), se tomaron muestras de las superficies de la unidad, de los orificios nasales, las axilas e ingles de los pequeños para buscar rastros de la bacteria resistente a los antibióticos y hacer la secuenciación.

 

Fue hasta después que se descubrió que la unidad estaba bajo el ataque de dos cepas resistentes y esto lo pudieron saber gracias a las huellas genómicas. “La tecnología sirve para ver si es una epidemia, porque cuando las cepas no están relacionadas, no hay epidemia. No toda infección se adquiere como parte de una epidemia, ya que también pueden presentarse de forma esporádica”, aclara la Dra. Patel. 

 

Fuente: Centro para Medicina Personalizada de Mayo Clinic.


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies