enfermedad-pulmonar-obstructiva-cronica-cuidados-de-enfermeria

EPOC: Cirugía de Reducción de Volumen Pulmonar

Escrito por: Dr Gustavo Adrian Parrilla

Cirujano Torácico

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es la 4° causa de mortalidad según la Organización Mundial de la Salud.

 

¿Qué es la EPOC?

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica se caracteriza fisiopatológicamente por obstrucción del flujo aéreo e hiperinsuflación, y anatómicamente, por una anormal y permanente dilatación del espacio aéreo distal a los bronquiolos terminales acompañado por la destrucción de las paredes. 

 

Esto produce una disminución de la presión elástica, por lo que el pulmón requiere menor presión para inflarse, pero a su vez ejerce menor presión durante la espiración, asimismo impacta sobre el diafragma, que al aplanarse es incapaz de generar una adecuada fuerza inspiratoria con el consiguiente incremento del trabajo respiratorio. La consecuencia clínica es una respiración incompleta con una retención de volumen en los pulmones.

 

Diagnóstico

El EPOC es diagnosticada por un especialista cuando se presenten síntomas como:

-         Disnea

-         Tos crónica y productiva

-         Antecedentes de exposición a factores de riesgo (tabaco, polución ambiental, exposición ocupacional, biomasa, entre otras)


 

La espirometría confirma la presencia de la limitación persistente del flujo aéreo con un valor de la relación FEV1/FVC < 0.70.

 

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son enlentecer la progresión de la enfermedad, tratar las exacerbaciones agudas, controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

 

Las opciones terapéuticas pueden clasificarse en 2:

1- Tratamiento farmacológico: broncodilatadores, corticoides inhalados, terapia de combinación y oxígeno terapia

 

2- Tratamiento no farmacológico:

-         Cesación Tabáquica

-         Optimización Nutricional

-         Rehabilitación Pulmonar

-         Procedimientos de Reducción de Volumen Pulmonar:

o  Quirúrgicos

o  No quirúrgicos: Reducción volumétrica pulmonar endoscópica

-         Trasplante pulmonar


 

Los procedimientos quirúrgicos utilizados incluyen la resección de las grandes bullas o bullectomía, la resección del tejido enfisematoso propiamente dicho o cirugía de reducción de volumen pulmonar (CRVP), y el trasplante pulmonar.

 

La CRVP la realiza un Cirujano Torácico, y consiste en la resección de un 20 a 30 % del pulmón hiperinsuflado que no contribuiría a una ventilación efectiva, lo que generaría a su vez una mejoría de la capacidad de retroceso elástico y de la compliance pulmonar, de la conformación de la caja torácica con un reposicionamiento del diafragma, también una mejora en la relación ventilación perfusión (V/Q) del pulmón remanente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies