Rinomodelación

Especialidad de Medicina estética

¿Qué es la rinomodelación?

La rinomodelación es un tratamiento que permite la remodelación de la nariz sin cirugía o una rinoplastia mínimamente invasiva. No requiere hospitalización.

¿Por qué se realiza la rinomodelación?

La rinomodelación se realiza para corregir irregularidades del perfil, tanto del caballete como de la punta nasal, siempre en función de las necesidades de cada paciente.

Se trata de una intervención que no sirve para corregir cualquier tipo de nariz ya que no permite modificar la base ósea, por lo tanto no está indicado para una nariz muy grande o un caballete muy prominente. Para estos casos hay otros tipos de operaciones de nariz, como la rinoplastia, que es la cirugía de la nariz que permite corregir la funcionalidad del apéndice nasal y modificar las estructuras óseas o de los cartílagos para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial.

La rinomodelación se realiza para corregir irregularidades del perfil

 

¿En qué consiste la rinomodelación?

La rinomodelación se lleva a cabo mediante microinyecciones de distintas sustancias de relleno; si se moldea la nariz aplicando ácido hialurónico en los puntos precisos, el resultado durará nueve meses ya que esta sustancia es reabsorbible, por lo que se deberá repetir el tratamiento; si se desea un resultado definitivo, se aplican microinyecciones de metacrill, que es un producto definitivo.

Preparación para la rinomodelación

La rinomodelación es un procedimiento no quirúrgico por el que únicamente se utiliza anestesia local, por lo que las complicaciones son menores que en la rinoplastia. Aun así, hay algunas, como la reacción por hipersensibilidad/alergia, la posibilidad de sufrir infección, las asimetrías o el resultado estéticamente no satisfactorio. En este último caso se podría retirar el ácido hialurónico infiltrado con una preparación enzimática a base de hialuronidasis.

Cuidados tras la rinomodelación

Tras la rinoplastia los pacientes deben seguir unas pautas:

  • Reposo recomendado por el especialista, normalmente 48 horas.
  • Seguir las prescripciones médicas
  • No realizar actividades que puedan dañar la nariz: deporte, conducción, etc.
  • Contar con alguien que pueda ayudar las primeras horas.
  • Comunicar al especialista si se sufren dolores o molestias
  • Evitar llevar gafas
loading...
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies