Reconstrucción dental

Especialidad de Odontología y dentistas

¿Qué es la reconstrucción dental y para qué está indicado?

La reconstrucción dental consiste en el reemplazo o reparación de piezas dentales, huesos o tejido. Este tratamiento está indicado tanto para los problemas de dientes dañados y desgastados como para tratar el síndrome de ATM (un trastorno de la articulación de la mandíbula que produce dolor de cabeza y cuello y a veces un chasquido al masticar).

El tipo de reconstrucción dental a emplear dependerá de la severidad y las características de la afección que sufra el paciente.
 

¿Qué tipo de técnicas de reconstrucción dental existen?

En algunos casos en que el deterioro dental es muy severo se procede a la reconstrucción bucal completa y para ello se combinan técnicas de odontología estética y neuromuscular. A parte, la ortodoncia puede usarse para corregir los defectos de alineación de los dientes y abordar, posteriormente, la restauración dental con carillas de porcelana, coronas dentales, puentes, implantes e incrustaciones.

El tipo de reconstrucción dental a emplear dependerá de la severidad y las características de la afección que sufra el paciente. Existen tres tipos de reconstrucción dental:

  • Reconstrucción dental con composite.
  • Reconstrucción dental con incrustaciones.
  • Reconstrucción dental con perno y corona.

Cuidados tras la intervención

Tras una reconstrucción dental es normal que el paciente pueda sentir dolores y molestias. El médico puede tratar de reducir mediante la prescripción de analgésicos y antiinflamatorios. Por supuesto, también notará los efectos de la anestesia durante algunas horas. Sin embargo, ambos problemas remitirán al paso de uno o dos días.

El médico puede recomendarle seguir una dieta de líquidos durante una o dos semanas, a fin de no forzar la nueva pieza hasta que el cuerpo la haya aceptado totalmente y esté garantizada su supervivencia. También puede ser que el médico le recomiende llevar a cabo algún tipo de enjuague bucal especial durante algún tiempo, a fin de prevenir la boca de bacterias y otros gérmenes que pudieran filtrarse a través del diente reconstruido. Será su doctor el que le informe de cuánto tiempo debe llevar a cabo esos enjuagues y de qué tipo deben ser.

Por último, cabe destacar que deberá acudir a la consulta del dentista de forma regular para que éste evalúe cómo avanza el proceso de recuperación. Es importante realizar estos chequeos rutinarios, ya que, de lo contrario, la reconstrucción dental podría ocasionar problemas, en el caso de que hubiese algo que corregir y no se corrija.

loading...
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies