Intolerancia a la lactosa

Especialidad de Alergia e inmunología

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es una intolerancia alimentaria que se produce tras la ingesta de lactosa. Para diagnosticar esta intolerancia se pueden realizar tres pruebas médicas: prueba de tolerancia a la lactosa, prueba de aliento para lactosa-hidrógeno y pH de las heces.

¿Qué síntomas presenta la intolerancia a la lactosa?

Los síntomas se suelen producir entre los 30 minutos y dos horas tras la ingesta de productos con lactosa y los más frecuentes son:

  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Hinchazón y distensión abdominal
  • Espasmos
  • Diarreas ácidas
  • Gases abdominales y flatulencias
  • Defecación explosiva
  • Heces pastosa y flotantes
  • Enrojecimiento de la zona perianal
  • Vómitos

Por otro lado, también se pueden presentar síntomas ajenos al aparato digestivo:

  • Cansancio
  • Abatimiento
  • Problemas cutáneos
  • Dolores extremidades
  • Nerviosismo
  • Alteraciones de la concentración
  • Trastornos del sueño

¿Cuáles son las causas de la intolerancia a la lactosa?

Para poder digerir la lactosa, el cuerpo necesita una enzima llamada lactasa. La intolerancia a la lactosa se produce cuando el intestino delgado no produce una cantidad suficiente de lactasa.

¿Se puede prevenir la intolerancia a la lactosa?

No existe ninguna manera de prevenirla, el único modo para prevenir los síntomas es evitar ingerir alimentos que contengan lactosa.

¿En qué consiste el tratamiento?

El único tratamiento para la intolerancia a la lactosa es reducir o evitar su ingesta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies