Estudio del Sueño

Especialidad en Medicina del Sueño

¿Qué es un Estudio del Sueño?

El Especialista en Neurología somete a un paciente a pruebas no invasivas donde se detectará si éste duerme correctamente y cómo responde su cuerpo a los conflictos del sueño.


¿En qué consiste un Estudio del Sueño?

Existen cuatro técnicas principales:

1-     Polisomnografía

Le colocarán al paciente sensores removibles en la cara, pecho, párpados, cuero cabelludo, extremidades y un dedo, para poder registrar la frecuencia cardíaca y respiratoria, las ondas cerebrales, el esfuerzo, los niveles de oxígeno y los movimientos musculares antes, durante y después de dormir.

 

El resultado será evaluado por el experto, quien indicará el tratamiento ideal para el Trastorno del Sueño que se haya detectado. Los más comunes son: Apnea del Sueño, Síndrome de Piernas Inquietas, Narcolepsia y Trastorno del Movimiento del Sueño


2-     Actigrafía

Se recomienda cuando hay sospecha de Insomnio, Síndrome de Piernas Inquietas y Trastornos del Ciclo Circadiano. Esta prueba consiste en identificar los movimientos a través de un acelerómetro sensible, que se coloca en la muñeca. Así mismo, tiene el objetivo de proporcionar estimaciones del tiempo total del sueño y la cantidad de despertar después de haber iniciado el sueño


3-     Test de Latencias Múltiples

Tiene el objetivo de identificar los Trastornos del Sueño. Mide cuánto tiempo tarda una persona en dormir durante el día. Los problemas del sueño más comunes que detecta esta prueba son Hipersomnia Idiopática y Narcolepsia

 

4-     Pulsioximetría

Mide la saturación del oxígeno en la sangre