Dolor por Cáncer

Especialidad en Medicina del Dolor

Un paciente con cáncer puede experimentar dolor debido a que el tumor o la metástasis está dañando o oprimiendo órganos o estructuras del cuerpo donde se encuentran situados, como son nervios, músculos, vasos sanguíneos, huesos, etc. Normalmente, el dolor por cáncer se clasifica en tres tipos: somático, visceral o nerviopático, según la estructura o el órgano que esté dañado. Los dolores somáticos son dolores que se experimentan en la piel, en los músculos y en los huesos; los viscerales se producen en las vísceras, como intestinos, páncreas, hígado, etc; y el dolor neuropático afecta al sistema nervioso. En el caso de que un paciente con cáncer experimente un dolor de espalda puede ser debido a que el tumor esté presionando alguna parte de la estructura de la misma.