Cirugía de columna mínimamente invasiva

Especialidad de Neurocirugía

Uno de los mayores problemas de la cirugía de columna son las múltiples incisiones que se deben realizar para llegar hasta esta parte del cuerpo y, por lo tanto, sus posteriores cicatrices, una gran pérdida de sangre y la larga duración de las intervenciones. Por ello, cada vez se suele recurrir más a la cirugía de columna mínimamente invasiva, siempre que sea posible, ya que las secuelas que provoca son menores, las cicatrices más pequeñas, el daño a las masas musculares es mínimo, y consigue una rápida recuperación del paciente. Además, los resultados obtenidos en este tipo de operaciones son iguales a los de la cirugía tradicional. Por todo ello, la cirugía de columna mínimamente invasiva es la más recomendada para los pacientes siempre que presenten las características adecuadas para podérsela realizar.

loading...
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies