Cirugía Coronaria

Especialidad en Cirugía Cardiovascular

¿Qué es la Cirugía Coronaria?

La Cirugía Coronaria de Bypass consiste en derivar el flujo sanguíneo interrumpido por la obstrucción de una artería coronaria, a través de la utilización de vasos, del propio paciente (pueden ser de una pierna o bien del tórax).


Cirugía Coronaria


¿Cuándo es necesaria una Cirugía Coronaria?

Las enfermedades relacionadas con las arterias coronarias y sus complicaciones son una de las principales causas de muerte en la población mexicana y en todo el mundo, De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 17 millones de personas mueran al año a causa de Enfermedades Cardiovasculares. Se estima que la cifra pueda ascender a 23.6 millones para 2030.


La obstrucción se produce cuando se deposita grasa (llamados placas de ateroma) en las arterias coronarias, que pueden llegar a impedir que el corazón obtenga suficiente sangre y oxígeno. Esta placa está compuesta por colesterol, compuestos grasos, calcio y material fibrótico.


Algunos factores de riesgo son:


Cuando las arterias se ven obstruidas, de manera parcial o total, la sangre carece de oxígeno suficiente es entonces cuando aparecen los síntomas de opresión torácica, la sensación de ahogo.


¿Cuáles son las intervenciones más frecuentes?

El proceso de Cirugía de Arterias Coronarias se realiza, más frecuentemente, en estos casos:

  • Pacientes con obstrucción del tronco de la coronaria izquierda
  • Obstrucción proximal de dos o tras arterias
  • Obstrucción proximal proximal de la descendente


¿Cómo es el proceso?

Este proceso puede llegar a durar varias horas, se realiza bajo Anestesia General, a través de una incisión anterior al tórax.


Con el Corazón parado se puede llegar a producir la saturación del injerto. Después de la operación se restablece la circulación y se procede a cerrar la incisión. La enfermedad puede llegar a ser diferente, de acuerdo con cada paciente.


Entre los riesgos de la operación pueden incluirse sangrado e infección. Estos posibles riesgos son:

  • Infección de la herida (las probabilidades aumentan con padecimientos como Diabetes y Obesidad)
  • Ataque Cardíaco
  • Accidente Cerebrovascular
  • Problemas del ritmo cardíaco
  • Insuficiencia Renal
  • Insuficiencia Pulmonar
  • Depresión y cambios de ánimo
  • Fiebre ligera
  • Cansancio y Dolor Torácico
  • Pérdida de Memoria


Cuidados antes del procedimiento

Antes de someterse al procedimiento se recomienda siempre comunicarse con el proveedor del servicio médico, comunicar si se está tomando algún medicamento o suplemento.


Después de la cirugía se recomienda:

  • Preguntar qué medicamentos se debe tomar
  • Le pueden solicitar dejar de tomar algunos fármacos, pues puede llegar a aumentar el sangrado durante la cirugía
  • Dejar de fumar
  • Comunicar si se tiene Resfriado, Fiebre o cualquier tipo de enfermedad
  • Le puede solicitar, antes de la cirugía, que se lave de cuerpo entero con especial atención al pecho
  • Un día antes se puede solicitar no beber ni comer nada antes del procedimiento


Cuidados después del procedimiento

Después del procedimiento el paciente permanecerá de 3 a 7 días en el hospital. Este procedimiento requiere, para el proceso de recuperación, la utilización de sondas en el pecho para drenar el líquido de la zona del Corazón, por tanto, el paciente tendrá dichas sondas, aunque éstas se retiran entre 1 a 3 días, después de la cirugía.


Puede que también se tenga un Catéter en la vejiga para drenar la orina. Puede que se también se tenga de manera intravenosa para los líquidos. El paciente estará conectado a máquinas que monitorean su pulso, temperatura y respiración.


De entre cuatro a seis semanas después de la operación, el paciente empezará a sentirse mejor. Los especialistas le darán especificaciones para los cuidados posteriores, en casa.


¿A qué especialista debo acudir?

Para más información sobre una Cirugía Coronaria te recomendamos acudir con un especialista en Cirugía Cardíaca.