Coronavirus (COVID-19): consulta toda la actualidad en la página web oficial

Biopsia hepática

Especialidad en Anatomía Patológica

 
Una biopsia hepática es una pequeña intervención mediante la cual se extrae una muestra de tejido del hígado con el objetivo de analizarlo. De este modo, permite diagnosticar con exactitud en qué estado se encuentra este órgano y detectar enfermedades hepáticas como cáncer, infecciones, cirrosis o hepatitis, siempre que las pruebas sanguíneas, los rayos X y el ultrasonido no hayan sido capaces de determinar la causa del incorrecto funcionamiento hepático. Existen diversas técnicas para realizar una biopsia de hígado pero las más usuales son: la biopsia percutánea, que requiere únicamente anestesia local y consiste en una punción en la pared abdominal con una aguja que posee una amplia luz y permite una muestra de tejido hepático; la biopsia transyugular, más recomendable para los pacientes con alto riesgo de sangrado, basada en la introducción de una aguja por la vena yugular y llegando hasta el hígado para tomar una muestra; la punción-aspiración con aguja fina, útil para analizar enfermedades difusas del hígado; la biopsia laparoscópica, que, a través de una incisión en la pared abdominal, permite visualizar el hígado para tomar la muestra; entre otras técnicas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies