undefined imágen de artículo

Tratamiento Quirúrgico de la Diabetes

Escrito por: Dr Rudolf Baron Buxhoeveden

Cirujano general

La diabetes es uno de los mayores problemas de salud del siglo XXI. Cada año más y más personas viven con esta condición, que puede generar complicaciones a lo largo de la vida.


Tipos de diabetes

Actualmente se estima que de los 415 millones de adultos que actualmente tienen diabetes (uno de cada 11 adultos), hay 318 millones de adultos con tolerancia a la glucosa alterada, lo que les sitúa en un alto riesgo de desarrollar la enfermedad en el futuro. Se estima que para el año 2040 uno de cada 10 adultos (642 millones) serán diabéticos.

 

Existen tres tipos de diabetes:

1-     Diabetes tipo I: Deben estar medicados con insulina. Los factores de riesgo son: historia familiar, genética, infección e influencias ambientales. No tiene cura

2-     Diabetes tipo II: Se puede controlar con cambios en la dieta y haciendo ejercicio. En algunos casos se requiere medicación y en otros, cirugía. Los factores de riego son: obesidad, inactividad física y genética

3-     Diabetes Gestacional: Se desarrolla durante el embarazo y se asocia con aumento de riesgo de desarrollo de diabetes en la madre y el bebé puede estar propenso a desarrollar diabetes tipo II

 

Relación de la diabetes con la obesidad

La Diabetes tipo II está muy relacionada al sobrepeso y la obesidad. Todo lo que comemos se convierte en energía para el cuerpo. Cuando ingerimos alimentos como carbohidratos o azúcares simples, aumenta la concentración de glucosa en sangre. Para bajar esos niveles, el páncreas produce una hormona, la insulina, la cual es necesaria para que las células puedan aprovechar la glucosa.

 

El abuso de alimentos ricos en azúcares tiene como consecuencia que el páncreas se agote y produzca menos insulina, lo cual significa que las células no podrán incorporar la glucosa. Además, con la obesidad se produce un fenómeno llamado resistencia a la insulina, el cual provoca que la glucosa, aunque haya insulina, no pueda introducirse a la célula. Esto hace que suban los niveles de glucosa en sangre y en forma crónica se desarrolle la diabetes.

 

Tratamiento quirúrgico para la diabetes: Cirugía metabólica

La cirugía bariátrica ha evolucionado como el tratamiento de elección para los pacientes con obesidad mórbida logrando descensos de peso que se pueden mantener en el tiempo con mayor facilidad y mejorando la salud y la calidad de vida.  Se denomina “cirugía metabólica” cuándo estas técnicas quirúrgicas son aplicadas en pacientes (aún sin ser obesos mórbidos, índice de masa corporal <40kg/m2) que padecen diabetes tipo II que no logran alcanzar los niveles azúcar en sangre a pesar de un correcto tratamiento médico. 

 

La intervención metabólica por excelencia es actualmente el Bypass gástrico en Y de Roux. Esta técnica consiste en crear una pequeña bolsa gástrica (de aproximadamente 20 a 30cc de capacidad) que restringe la cantidad de alimento que se ingiere y suma una menor absorción de nutrientes y un estímulo diferente del alimento ingerido en el intestino distal gracias a saltear (“bypass”) una porción del intestino delgado. Se realiza por vía laparoscópica, en general no supera las dos horas de cirugía y los pacientes permaneces internados solamente dos días.

 

Antes de la cirugía, es importante que el paciente tenga conocimiento de los pro y contras del procedimiento. Así como contar con un equipo multidisciplinario que incluya Cirujano General, Nutriólogo, Dietólogo y Psicólogo, ya que, de acuerdo con los resultados obtenidos de los estudios prequirúrgicos, se derivará a las especialidades requeridas para la corrección de comorbilidades no compensadas.

 

Después de la cirugía no se le permitirá ingerir nada por boca. La ingesta se inicia con sorbos de agua el día después de la cirugía. El aporte de líquidos y medicación necesaria será a través de una vía intravenosa que se colocará en el acto anestésico. La medicación que usa habitualmente se reanudará en forma progresiva según indicación del equipo tratante. Cuando tolere la dieta líquida correctamente se le retirara la vía endovenosa.  Además, es muy importante que el paciente mantenga una vida activa, ya que se sentirá mejor y disminuirá los riesgos de complicaciones. Debe caminar durante 20 minutos por día y a los 15 días podrá retomar su vida diaria. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies