Tratamiento de la patología articular con infiltraciones de ácido hialurónico y derivados

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 19/10/2018
Editado por: Top Doctors®

El ácido hialurónico se consiguió aislar en 1934 del humor vítreo del ojo bovino, y es un glucosaminoglicano no sulfurado (un polisacárido de repeticiones del disacárido formado por Ácido Glucurónico y N-AcetilGlucosamina), el cual forma parte fundamental de la matriz extracelular del tejido conjuntivo (abarcando piel, tendones y cartílago); el ácido hialurónico es un componente muy importante del líquido sinovial de las articulaciones. Dentro del cuadro de profesionales médicos de Top Doctors encontramos al Dr. David López Capapé, Traumatólogo y Experto en Artroscopia de Rodilla, Artroscopia de Tobillo y Traumatología deportiva, entre otras especialidades.

 

Ácido hialurónico inyectable: beneficios de este tipo de tratamiento en traumatología

Aunque el ácido hialurónico puede ser más conocido por su aplicación en tratamientos de medicina estética, las infiltraciones de este producto son de gran resolutividad en procesos de rehabilitación y/o traumatología. Las inyecciones de ácido hialurónico pueden aplicarse en la consulta de un doctor.

 

El líquido sinovial articular es un fluido viscoso no newtoniano, el cual procede de un ultrafiltrado del plasma y es rico en ácido hialurónico y en lubricina. Éste recude la fricción de las articulaciones, especialmente en ejercicios de impacto como saltar o correr, e interviene en la absorción y el transporte de nutrientes y otros productos de deshecho, actuando como filtro molecular.

 

En una rodilla normal el volumen de líquido sinovial es de aproximadamente de entre 3ml y 4ml, con un contenido de ácido hialurónico del 3-4%, sobre un peso molecular de unos 6.000 kDa. El tratamiento con infiltraciones de este producto es muy útil cuando se dan tratamientos de traumatología y rehabilitación. En los casos en los que se dan problemas de movilidad de las articulaciones, se recomiendan infiltraciones articulares con ácido hialurónico.

 

El tratamiento con infiltraciones de ácido hialurónico es muy útil cuando se dan tratamientos de traumatología y rehabilitación

 

En casos de articulación artrósica existen alteraciones en la producción y la calidad del líquido sinovial, además se ha observado una disminución de la concentración del ácido hialurónico, de las interacciones entre moléculas y un menor peso molecular del mismo. La finalidad del tratamiento de infiltrados de ácido hialurónico en pacientes con artrosis es restablecer las propiedades reológicas del líquido sinovial en la articulación y estimular la producción endógena de ácido hialurónico en la misma. Los efectos beneficiosos de un tratamiento con este producto es principalmente biofísico, pero también de tipo bioquímico y biológico.

 

El tratamiento con ácido hialurónico intraarticular ha demostrado en numerosos estudios ser efectivo y seguro; la mayoría de los casos que se han estudiado son de artrosis de rodilla, pero también se utiliza en tratamientos de cadera, hombro, tobillo y otras articulaciones en menor medida.

 

Cómo se efectúa un tratamiento con infiltraciones de ácido hialurónico

Los tratamientos con infiltrados de ácido hialurónico deben estar prescritos por médicos especialistas, pues otras categorías de personal sanitario, como puede ser un farmacéutico, no son el tipo de facultativo que puede prescribirlos.

 

La infiltración intraarticular de ácido hialurónico o sus derivados se denomina viscosuplementación; las inyecciones las realiza el médico tras utilizar un antiséptico y con un poco o nada de anestesia local. Cada articulación tiene su abordaje para una correcta y sencilla infiltración, el volumen de ésta varía desde 1ml, en pequeñas articulaciones como puede ser la trapeciometacarpiana de la mano, hasta los 6ml en dosis única en la rodilla. La tendencia es a realizar inyecciones únicas.

 

Tras un tratamiento completo, la mejora de los síntomas puede llegar a durar entre 6 meses y 1 año; en una patología como la artrosis, lo normal es repetir las inyecciones cuando estas pierden efecto. Los mejores resultados con infiltraciones de ácido hialurónico se obtienen en artrosis moderadas.

 

El tratamiento de viscosuplementación ha demostrado llegar a retrasar la indicación de llegar a necesitar una prótesis de rodilla, especialmente en pacientes con artrosis en esa misma articulación.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Ortopedia y traumatología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies