Todo lo que necesitas saber para evitar el cáncer de colon y recto

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El colon o intestino grueso es la porción de tubo digestivo que se sitúa entre el intestino delgado y el recto. Mide entre 1,5 y 2 metros y se divide en distintos segmentos: ciego, colon ascendente, colon transverso, colon descendente y colon sigmoide. Su función es absorber el agua y sales de los alimentos digeridos en los tramos más altos del tubo digestivo.

El recto es el tramo final de dicho tubo digestivo. Mide 15cm aproximadamente y tiene la función de formar y almacenar las heces.

 

¿Por qué se produce el cáncer de colon o cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal se produce cuando las células del colon o del recto se multiplican de forma descontrolada. Se trata de uno cánceres más frecuentes, y se han detectado diversos factores que pueden aumentar el riesgo de padecerlo:

  • Edad: a mayor edad, más riesgo de presentar cáncer
  • Los pólipos: la mayoría de casos de cáncer colorrectal se originan sobre pólipos de colon
  • Antecedentes de otros tipos de cáncer
  • Enfermedades inflamatorias intestinales como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn
  • El consumo de tabaco
  • Algunos factores de la alimentación
  • La vida sedentaria o baja actividad física
  • Las infecciones por algunos virus
  • Determinadas enfermedades como la colangitis esclerosante primaria
  • Factores hereditarios: si en la familia existe algún caso de cáncer colorrectal, en especial de un familiar cercano menor de 55 años o en caso de múltiples familiares, el paciente debería consultar con el cirujano experto en cáncer de colon la necesidad de realizar una colonoscopia.
qué debes saber sobre el cáncer de colon - Top Doctors
Aunque se desconoce la causa exacta, se han detectado diversos factores de riesgo para el cáncer de colon y recto
 

Síntomas del cáncer de colon

Los síntomas de cáncer colorrectal varían en función de la localización del tumor. En general, los más frecuentes son: la presencia de sangre en las heces, los cambios en el ritmo de las deposiciones y el dolor abdominal.

 

3 pasos básicos para prevenir el cáncer de colon

Existen tres pilares básicos del estilo de vida saludable que pueden ayudar a prevenir el cáncer de colon:

  • Cuidar la alimentación: comer más verduras, frutas y fibra, así como menos grasas animales y productos lácteos. Es recomendable tomar 5 porciones de fruta o verdura diariamente, además de elegir alimentos integrales, cereales, arroz y alimentos ricos en calcio y ácido fólico para prevenir el cáncer colorrectal.
  • Hacer ejercicio de forma regular: aunque sea una actividad moderada como subir las escaleras en vez de coger el ascensor o caminar un poco cada día.
  • Peso saludable: mantener un peso saludable y evitar la obesidad es importante para prevenir numerosas enfermedades, entre ellas el cáncer de colon. Mediante los objetivos de cuidar la alimentación y mantener la actividad física, es sencillo mantenerse en un peso adecuado.

Por otra parte, pueden realizarse pruebas diagnósticas periódicas o exámenes de rutina para prevenir el cáncer de colon. La prueba más utilizada es la colonoscopia, procedimiento que permite observar el interior del colon, detectar y eliminar pólipos benignos (crecimientos anormales en la superficie interior del colon) antes de que se conviertan en cáncer.

 

Diagnóstico temprano para curar el cáncer de colon

El cáncer de colon se puede curar si se encuentra lo suficientemente temprano. Pero cuanto más ha crecido el cáncer de colon, más difícil suele ser su tratamiento. En las personas con riesgo medio que no presentan síntomas, se recomiendan pruebas de detección regulares para prevenir el cáncer de colon a partir de los 50 años.

Desde que la sociedad está más concienciada en realizar revisiones periódicas para la detección temprana, hasta un 90% de los pacientes viven cinco años o más después del tratamiento al detectarlo en una etapa temprana.

Las pruebas que se pueden realizar para su detección temprana son las siguientes:

  • Colonoscopia: consiste en introducir en el colon un tubo fino y flexible con una luz y una cámara en un extremo, para inspeccionar la zona y buscar pólipos. Generalmente, el especialista podrá durante la colonoscopia eliminar los pólipos que se detecten. Para esta prueba, el paciente deberá prepararse con dieta líquida en las 24 horas previas para limpiar su intestino.
  • Colonoscopia virtual: esta alternativa a la colonoscopia convencional utiliza la tomografía computarizada para obtener imágenes 2D y 3D del intestino. Si se detectan pólipos u otros problemas, probablemente el paciente deberá realizarse una colonoscopia convencional.
  • Test de sangre oculta en heces: un signo del cáncer de colon es el sangrado rectal. Por ello, un análisis de las heces puede detectar pequeñas cantidades de sangre oculta.
 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Cirugía general


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies