Todo lo que hay que saber sobre la DMAE

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Coordinador del Servicio de Oftalmología de la Clínica Oftalvist, el Dr. García Martínez imparte también clases en la Facultado de Ciencias de la Salud del Departamento de Optometría de la Universidad Camilo José Cela de Madrid. En el siguiente artículo explica todo lo relacionado con la DMAE.

 

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), es una enfermedad degenerativa que afecta a la zona central de la retina, llamada mácula. La DMAE es la causa más frecuente de ceguera en personas mayores de 50 años en España. Existen dos formas de DMAE: la más frecuente es la DMAE atrófica, en la que se produce una atrofia progresiva de la mácula que conlleva una pérdida progresiva de la visión central, y la DMAE neovascular o exudativa, menos frecuente, en la que se producen hemorragias y acúmulo de líquido en la mácula, lo que conlleva una pérdida brusca y severa de la visión central.

 

Causas de la DMAE

El principal riesgo de padecer DMAE es la edad, ya que a partir de los 50 años la probabilidad aumenta progresivamente. Ser mujer, ser caucásico, tener ojos claros, los antecedentes familiares de DMAE o padecer obesidad son otros de los factores de riesgo.

 

Por otra parte, el aspecto del fondo de ojo suele tener un gran valor en la estimación del riesgo de padecer la enfermedad. La coloración de la mácula y el tipo de depósitos que van apareciendo con la edad, como consecuencia del envejecimiento macular, son importantes en el momento de recomendar una pauta de seguimiento para poder hacer un diagnóstico precoz de la DMAE.

 

 

Síntomas de la DMAE

La dificultad para leer, la deformidad en las imágenes o las manchas oscuras en la visión central son algunos de los síntomas que aparecen progresivamente a causa de la DMAE.

 

Para diagnosticar DMAE un oftalmólogo experto debe realizar un examen del fondo del ojo y de los signos que aparecen en el escáner de la mácula mediante una OCT, o Tomografía de Coherencia Óptica, y mediante la angiografía por OCT.

 

Tratamiento de la DMAE

Actualmente, la DMAE atrófica no tiene tratamiento pero se están realizando ensayos clínicos con distintos medicamentos para ralentizar su progresión con resultados prometedores.

 

La DMAE neovascular, en cambio, sí tiene tratamiento. De hecho, la correcta administración de los medicamentos antiangiogénicos, que inhiben la formación de nuevos vasos sanguíneos, inyectados en el interior del ojo, mediante el uso de inyecciones intravítreas, permite evitar la ceguera en más del 95% de casos y recuperar visión en uno de cada tres casos.

 

Cómo prevenir la DMAE

Para reducir el riesgo de padecer DMAE es importante utilizar siempre gafas de sol para protegerse de los rayos UV. Del mismo modo, es necesario dejar de fumar y mantenerse en forma y con el peso adecuado.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Oftalmología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies