Tipos de brackets según las necesidades del paciente

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 23/10/2018
Editado por: Top Doctors®

El Dr. Navarro, especialista en Odontología, explica los avances en ortodoncia, concretamente en brackets. El doctor desarrolla cuáles son las ventajas que aporta para el paciente este nuevo sistema.

 

Actualmente los brackets son el tipo de ortodoncia más utilizado, ya que entre sus ventajas destaca la capacidad de realizar múltiples movimientos dentales. La última novedad en este sector son los brackets autoligables, que a diferencia de los convencionales, que requieren de unas ligaduras metálicas o elásticas para unir el arco a los brackets, los autoligables llevan una pequeña compuerta en la parte frontal que sujeta el arco.

 

Funcionamiento de los brackets autoligables frente a procedimientos convencionales

En la ortodoncia convencional los anillos elásticos pierden fuerza con el paso del tiempo, cambian de color y retienen muchos alimentos y placa bacteriana, por lo que se cambian a menudo. Además, generan mucha fricción, lo que obliga al paciente a realizar fuerzas más intensas para mover los dientes, generando molestias o sensación de presión.

Los brackets autoligables son un tipo de ortodoncia que permiten rapidez y eficacia en el tratamiento

 

Los brackets autoligables son de baja fricción, por lo que la fuerza que ejerce el paciente es suave y progresiva, que permite realizar un tratamiento más cómodo y gradual. Al igual que cualquier otro tipo de bracket, también los hay estéticos, que unen todas las ventajas de los brackets autoligables y de la estética de la porcelana.

 

Ventajas de los brackets autoligables

  • En la gran mayoría de los casos no hay necesidad de extracción de piezas dentales. Al ejercer fuerzas más ligeras sobre los dientes se consigue un mayor rango de movimiento dentario.
  • Sin fricción y con menos presión, el tratamiento es más cómodo y agradable. El sistema de sujeción pasivo que utilizan evita que el aparato ejerza fuerzas excesivas y ocasione molestias.
  • Se ejerce la fuerza óptima que necesitan los dientes para moverse de una forma mucho más eficiente, rápida y fisiológica.
  • Se reduce el tiempo del tratamiento. 
  • La necesidad de revisiones frecuentes también se reduce y estas son mucho más cortas
  • El tratamiento no solo produce una mejoría a nivel dentario, también favorece la belleza del rostro al dar más soporte a los tejidos blandos del tercio inferior de la cara de una forma natural.
 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Odontología y dentistas


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies