Técnica FUE: acaba con la alopecia

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La técnica Follicular Unit Extraction es el tratamiento más efectivo y duradero para acabar con la alopecia, tanto en hombres como en mujeres. El Dr. Seiadatan, experto en Cirugía Capilar, habla sobre esta técnica y de su eficacia.

 

Qué es la técnica FUE

La técnica FUE consiste en la extracción individual de unidades foliculares, con el uso de un bisturí llamado “punch”. El más pequeño y menos usado del mercado es de 0,75 mm de diámetro, “punch” que usa el doctor, permitiendo realizar pequeñas incisiones. Con una pinza se extraen las unidades foliculares, que pueden contener 1-2-3 o más cabellos, dependiendo del paciente.

 

Todas las unidades foliculares extraídas se conservan en una solución fría para que no se deterioren y se clasifican al momento dependiendo de los cabellos que contienen. Cuando se han extraído todas las unidades foliculares necesarias, se implantan utilizando un instrumento llamado implanter. Este instrumento es el que permite controlar la posición, dirección y angulación a la hora de colocar los folículos, garantizando que el resultado sea mucho más natural.

El resultado definitivo de la técnica FUE se ve a los ocho meses.

 

Cuándo se aplica la técnica FUE

La técnica FUE se utiliza para realizar trasplantes capilares en pacientes que quieren mejorar la estética de su cabello:

  • Reparación de línea frontal
  • Disminución de entradas
  • Aporte de densidad en zonas despobladas o con poca densidad
  • Ocultación de cicatrices en el cuero cabelludo por traumas o cirugías, entre otros.

 

Este tratamiento también puede aplicarse para realizar reparaciones totales, parciales o pequeños retoques en cejas, barba, bigote, patillas u otras zonas más pequeñas. Esta técnica también se puede utilizar para restaurar el conocido “Monte de Venus”, es decir, el vello púbico.

 

Ventajas de la técnica FUE

La técnica FUE presenta muchas ventajas frente otras técnicas de trasplante capilar. Entre estas encontramos: 

  • No deja cicatrices lineales.
  • No requiere de puntos de sutura.
  • No duele y las molestias suelen aliviarse con analgésicos suaves.
  • El postoperatorio requiere una medicación antibiótica para prevenir infecciones y el lavado de las zonas donante y receptora de forma específica pero sencilla.

 

Los resultados son totalmente naturales y se aprecian de forma progresiva, siendo visible el resultado definitivo en torno al octavo mes. Siempre se aconseja a los pacientes un diseño conservador, lo que garantiza un resultado óptimo sin modificar el rostro del paciente.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Cirugía plástica, estética y reparadora


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies