¿Qué son los rellenos o implantes faciales?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Los implantes faciales son materiales biocompatibles estos se introducen en diferentes áreas del rostro, el objetivo de corregir de forma natural el aspecto de los pómulos, labios, óvalo facial, mejillas.

El producto más utilizado en la actualidad es el Ácido Hialurónico porque es una molécula segura, con muchos beneficios, como hidratar la zona tratada, estimular el colágeno y la elastina o dar volumen en las áreas faciales que, con el paso de los años, se va perdiendo.

Existen otras sustancias, como la Hidroxiapatita de Calcio, que en ciertas zonas se puede utilizar como relleno, aunque su función primordial sea la bioestimulación de la piel.

 

Usos de los rellenos faciales

Las zonas que se pueden tratar con los rellenos o implantes faciales son las siguientes:

1. Zona peribucal: Parar tratar el comúnmente llamado (“código de barras”). Se obtiene una corrección de las arrugas sin cambiar la expresión.

2. Zona nasolabial: Rellena esta zona, que se marca mucho con la edad, ya que está en continuo movimiento, consiguiendo una apariencia más joven.

3. Líneas de marioneta: Son líneas verticales alrededor de la boca que se extienden hacia los laterales del mentón. Se rellena estas líneas para eliminar arrugas de expresión.

4. Pómulos: Devuelve la redondez del pómulo dando un volumen propio de la juventud.

5. Mejillas: Aumenta el volumen perdido por el paso natural de los años o por la pérdida de dentadura.

6. Óvalo facial: Restaura el óvalo facial, debido a la flacidez cutánea que se produce con el paso del tiempo.

7. Labios: Se utiliza para recobrar el perfilado, aumentar su volumen, reforzar las comisuras e hidratación labial.

Este tratamiento se puede realizar en cualquier época del año y la duración del procedimiento es de 30 min a 1 hora. No requiere baja laboral, ya que se trata de un tratamiento ambulatorio.

 

Contraindicaciones de los rellenos faciales

Los implantes o rellenos faciales no se recomiendan en pacientes embarazadas o en período de lactancia, en personas que sufren alguna enfermedad, en personas que llevan implantes permanentes y en personas tienen alguna infección bacteriana o viral tipo herpes en la zona a tratar. Aun así, las contraindicaciones siguen siendo muy pocas y se trata de un tratamiento que dispone de la máxima seguridad.

Nuestro lema es corregir o difuminar las arrugas, reestructurar los volúmenes, mejorar la flacidez, y hacer nuestro trabajo de una forma lo más natural posible, consideramos que ahí radica la belleza: preservar la fisonomía o características faciales del paciente resaltando la belleza personal, sin distorsionar los rasgos personales propios del paciente.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Medicina estética


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies