¿Qué es una angina de pecho?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Una angina de pecho es una molestia generalmente dolorosa y/o opresiva, aguda, gradual y generalmente suele aparecer en el centro del pecho, aunque puede extenderse al brazo izquierdo, a ambos, espalda o zona bajo el esternón. Aunque es una enfermedad grave, con el tratamiento adecuado y un estilo de vida cardiosaludable se puede controlar.

La cardiopatía isquémica es una enfermedad del corazón que se debe a la existencia de ‘isquemia miocárdica’, esto es, aporte insuficiente o nulo de sangre oxigenada a una zona del músculo cardiaco (miocardio).

La cardiopatía isquémica se manifiesta de dos formas: como angina de pecho o como infarto agudo de miocardio. Su causa más frecuente es la aterosclerosis coronaria, la aparición de placas de colesterol y otras sustancias (placas de aterosclerosis ateromas) en la pared interna, en la luz de las arterias coronarias.

El músculo cardiaco (pared del corazón o miocardio) recibe sangre oxigenada a través de las arterias coronarias y las placas de ateroma, cuando crecen excesivamente, estrechan la luz de la arteria, dificultando el paso de sangre oxigenada a través suyo y causando isquemia miocárdica.

La isquemia miocárdica causa un dolor o molestia en el centro del pecho. Este dolor el conocido como ‘angina de pecho’. Puede ser estable o inestable si se produce una obstrucción parcial o total aguda por asociarse de forma brusca un coagulo en la placa de ateroma. Se puede estar ante un infarto agudo de miocardio si la obstrucción de ese coagulo se prolonga en el tiempo.

Entre los factores de riesgo que pueden desencadenar una cardiopatía isquémica está la adicción al tabaco, la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, unos niveles altos de colesterol, la falta de actividad física y los antecedentes familiares.

 

Sintomatología de la angina de pecho

El principal síntoma de la angina de pecho estable es una molestia en el centro del pecho, en el área de la corbata, que puede irradiarse hacia la garganta, los brazos, la espalda y la mandíbula. La sensación es de opresión, peso, tirantez, quemazón o hinchazón. Dura entre cinco y veinte minutos y aparece cuando se hace ejercicio físico o con emociones fuertes, cediendo con el reposo.

En la angina de pecho inestable, la molestia tiene las mismas características, pero aparece estando en reposo y tranquilo, dura más de 20 minutos y los episodios son cada vez más intensos y frecuentes.

En el infarto agudo de miocardio, la molestia sigue teniendo las mismas características, pero persiste pasados media hora minutos y no cede con la toma de nitroglicerina sublingual.

Controlando factores de riesgo como el colesterol,
se puede prevenir la angina de pecho

 

Causas y prevención de la angina de pecho

Aunque en algunas personas tienen una predisposición genética, son las personas con múltiples factores de riesgo cardiovascular las que suelen padecerla. Estos son el tabaquismo, el sedentarismo, la obesidad, la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto. Otros factores que pueden favorecer la angina de pecho son el estrés al que el paciente está sometido o los estados de depresión.

Si se controlan los factores de riesgo cardiovascular modificables –hipertensión, diabetes, etc– mediante una dieta saludable, ejercicio físico, medicación y manteniendo a raya el estrés, se puede prevenir o retrasar considerablemente la aparición de la enfermedad y sus complicaciones.

 

Tratamiento de la angina de pecho

En primer lugar se han de controlar los factores de riesgo cardiovascular y hacer controles periódicos de los mismos.

Todos los pacientes deben tomar ácido acetil salicílico u otro antiagregante sin tienen hipersensibilidad o intolerancia, una estatina (para bajar el colesterol) y una o más medicaciones para reducir los episodios de angina (betabloqueante, nitrato u otras alternativas). Se debe vigilar el metabolismo del colesterol y lípidos y el de la glucosa.

Siempre se debe llevar encima tabletas de nitroglicerina para masticar y depositar una debajo de la lengua en caso de angina. En casos severos, se puede recurrir a la implantación de uno o más stents coronarios o a la cirugía coronaria (bypass).

Es importante una prescripción adecuada del ejercicio que debe y puede hacer el paciente, así como una adecuada prevención. Para más información sobre la angina de pecho, consultar con un especialista en Cardiología.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Cardiología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies