preservar-fertilidad

Preservar la fertilidad, una solución para hombres y mujeres

Se entiende por preservación de la fertilidad, la crioconservación de gametos (espermatozoides u óvulos), tejido ovárico o embriones, con el fin de poder utilizarlos más adelante, bien por un problema que cause esterilidad, como el cáncer, o simplemente por el deseo de posponer la maternidad, en el caso de las mujeres.

 

Preservar la fertilidad en hombres

Para la preservación de la fertilidad masculina se congelan los espermatozoides en nitrógeno líquido, manteniéndolos así por tiempo indefinido hasta que el varón desee utilizarlos en un futuro para una técnica de reproducción asistida.

Para ellos la técnica de la congelación de semen está indicada antes de recibir un tratamiento de quimioterapia o radioterapia, o una cirugía que pueda causar esterilidad, como la vasectomía.

 

Preservar la fertilidad en mujeres

En el caso de la mujer, se pueden vitrificar ovocitos, embriones, congelar tejido ovárico en el caso de un cáncer en el que no se pueda estimular la ovulación para obtener ovocitos, o bien se pueden recuperar ovocitos inmaduros del ovario y posteriormente madurarlos en el laboratorio.

Igual que en los hombres, para las mujeres las técnicas de preservación de la fertilidad se pueden realizar previamente a un tratamiento de quimio o radioterapia si es un proceso canceroso, o bien vitrificar ovocitos únicamente con el deseo de posponer la maternidad cuando la mujer es aún joven y no tiene pareja estable. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies