cancer-de-mama-causas

Opciones de tratamientos para el cáncer de mama

Escrito por:

Dr Manuel Raúl Montesinos

Cirujano de Cabeza y Cuello

El cáncer de la mama es el cáncer más frecuente en la mujer, con aproximadamente 21.000 casos por año en Argentina, con lo que implica el 17% de todas las neoplasias malignas, sin considerar los cánceres de piel no melanoma.

 

¿En quiénes es más común?

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Argentina el cáncer de la mama representa la mayor causa de muerte por cáncer en mujeres. La frecuencia de este cáncer aumenta con la edad, antecedentes familiares y personales, y especialmente en las portadoras de algunas mutaciones genéticas específicas, de las cuales las más conocidas son BRCA1 y BRCA2.

 

También se ha establecido una relación de mayor incidencia entre las mujeres que presentan menarca precoz (primera menstruación antes de los 10 años), nuliparidad (ausencia de partos), menopausia tardía (después de los 50 años), obesidad, consumo de alcohol y terapia hormonal de reemplazo, aunque la relación estadística es más débil.

 

Manifestación del cáncer de mama

Se presenta clínicamente como un nódulo o dureza en la mama, indoloro, de crecimiento progresivo. Precisamente, la característica de falta de dolor puede hacer subestimar el hallazgo a la mujer. Por ello es necesario realizar periódicamente controles clínicos y con estudios de imágenes para su diagnóstico precoz.

 

Actualmente es muy frecuente que se manifieste en forma de nódulos, microcalcificaciones o asimetrías, como hallazgo en los estudios de cribaje o screening (mamografía, con o sin ecografía), indicados por un especialista en Mastología.

Algunos otros signos que pueden presentarse son:

  • Secreción sanguinolenta por el pezón
  • Retracción de la piel o del pezón
  • Nódulo en la axila o en el cuello

 

El diagnóstico presuntivo se realiza a través de una mamografía y ecografía mamaria, que permiten definir el tamaño y ubicación de una imagen sospechosa, y posteriormente se certifica el diagnóstico con una biopsia por punción. De acuerdo con esto se podrá elegir el tratamiento adecuado.

 

Opciones de tratamiento

Según el momento en el cual se haga el diagnóstico y la relación entre tamaño del tumor y el tamaño de la mama, en tumores menores de 5 cm se puede optar entre una cirugía conservadora (extirpar la parte de la mama en la que está el tumor) o una mastectomía (extirpación de toda la mama). Cuando se extirpa toda la mama se ofrece algún tipo de reconstrucción mamaria, ya sea con prótesis, con colgajos o con ambos.

 

Con respecto a los ganglios axilares, si no existieran ganglios palpables sospechosos corresponde realizar la biopsia del ganglio centinela.

  • Si este ganglio tuviera tumor (positivo) correspondería extirpar todos los ganglios de la axila (vaciamiento axilar). Sin embargo, este concepto está actualmente en revisión, y en algunos casos, aún con ganglio centinela positivo se podría evitar el vaciamiento axilar.
  • Si el ganglio centinela no tuviera tumor (negativo), no es necesario el vaciamiento axilar.
  • Si los ganglios axilares fueran palpables y sospechosos, correspondería realizar un vaciamiento axilar, lo que implica sacar todos los ganglios de la axila.

El vaciamiento axilar deja en forma permanente disminución de sensibilidad en la piel de la axila y en la cara interna del brazo, y en un bajo porcentaje de pacientes puede producir linfedema del miembro superior (edema linfático o hinchazón).

 

De acuerdo con los resultados del estudio patológico del material extirpado en la cirugía, el oncólogo decidirá si la paciente necesita o no algún tratamiento complementario (adyuvante), ya sea con radioterapia, quimioterapia u hormonoterapia. Siempre que se realice una cirugía conservadora de la mama es necesario completar el tratamiento con radioterapia sobre la mama.

 

En aquellas pacientes con tumores mayores de 5 cm, infiltración de la piel o ganglios axilares adheridos entre sí y a planos profundos, sin metástasis a distancia, corresponde hacer un tratamiento previo con quimioterapia (neoadyuvante) para evaluar la respuesta del tumor a las drogas. Si luego de 3 o 4 ciclos existiera disminución del tamaño o desaparición del tumor, habría que realizar la cirugía. En caso contrario, debería cambiarse de drogas y administrar radioterapia.

 

Cuando el cáncer de la mama es diagnosticado en las etapas iniciales, los resultados del tratamiento permiten una supervivencia prolongada (varios años) a la mayoría de las pacientes. Es por eso por lo que es necesario enfatizar la importancia de un diagnóstico precoz del cáncer de mama.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies