Melamona: tipología, detección y prevención

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Cada año se diagnostican 160.00 nuevos casos de melanoma en todo el mundo, según datos de la Asociación Contra el Cáncer. En España se estima que afecta a 3.600 personas cada año. Es llamativo como, al contrario de otros tipos de cáncer, la incidencia de melanoma ha aumentado en las últimas décadas.

Tipología de melanoma

A contrario de hace unos años, la clasificación hoy en día más útil de cara a decidir el tratamiento es en función de las diferentes alteraciones moleculares del melanoma (análisis de genes BRAF, NRAS, ckit, GNAQ, GNA11, etc). 

Clásicamente y desde un punto morfológico, los melanomas se clasificaban en:

Melanoma de extensión superficial. Aunque puede originarse en cualquier parte del cuerpo, es común en la espalda y en los miembros inferiores de las mujeres y en el tronco de los hombres. Respecto a la apariencia es plano o irregular en forma y en color y con sombras variables de negro y marrón.

  • Léntigo maligno melanoma. Suele aparecer en personas de edad avanzada y frecuentemente en aquellas que tienen la piel muy perjudicada por los rayos del sol. Se encuentran en cara, cuello y brazos y abarcan grandes zonas de piel, sin relieves y tienen una tonalidad marrón con áreas de color café.
  • Melanoma lentignoso acro (MLA). Es la forma más infrecuente de los cuatro tipos y se manifiesta en las palmas de las manos y pies o, incluso, debajo de las uñas.
  • Melanoma nodular. Es el más agresivo de los cuatro. Por lo general, se inicia con un área elevada de color azul-negro oscuro o rojo-azulado, aunque se pueden presentar sin color. Es el segundo más frecuente y suele surgir en tronco, cabeza o cuello.

 

Detección y prevención del melanoma

Normalmente una inspección ocular no es suficiente para diagnosticar un melanoma. Frecuentemente se da que lesiones cutáneas benignas se confunden con este tipo de cáncer de piel y a la inversa, que lesiones malignas pueden tener un aspecto benigno.

Existen algunos signos que pueden hacer sospechar la aparición de cáncer de piel melanoma, como por ejemplo cambios de color, crecimiento, picor o sangrado de un lunar. El diagnóstico precoz, en fases poco avanzadas de la enfermedad, es curativo, y hoy en día es posible realizarlo mediante tecnología específica dermatológica. La recomendación que solemos hacer todos los expertos para prevenir el melanoma es evitar la exposición solar.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Oncología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies