Marcapasos micra sin cirugía ni cables, la revolución en Cardiología

Marcapasos "micra": el más pequeño del mundo, sin cables y sin cirugía

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 09/07/2018
Editado por: Top Doctors®

Recientemente se ha implantado el marcapasos “micra”, que pocos hospitales del país utilizan. Es el marcapasos más pequeño del mundo, con forma de cápsula, sin cables y sin necesidad de cirugía para ser implantado. De hecho, se prevé que en pocos años sustituya a los marcapasos actuales convencionales. Lleva en uso aproximadamente un año y, actualmente se han implantado unos 2.500 en el mundo. 

El marcapasos "micra" se recomienda en casos en que el corazón va más lento de lo normal

 

Miniparcapasos: cómo funcionan y cómo se implantan

Los minimarcapasos tienen forma de cápsula: miden 0,8 centímetros, pesan 2 gramos y funcionan igual que los convencionales. Son marcapasos unicamerales (con una única cámara) que evitan complicaciones relacionadas con los dispositivos actuales. A día de hoy, de hecho, solo pueden sustituir a los marcapasos unicamerales que, en España, representan casi la mitad de casos.

Para implantarlos el especialista en Cardiología introduce un catéter a través de la vena femoral, que libera la cápsula cuando llega al corazón; en concreto, al ventrículo. El dispositivo tiene cuatro patas que se anclan a las paredes de éste. Una vez en el interior del corazón, simplemente se retira el catéter, quedando anclado el marcapasos al ventrículo, sin molestias para el paciente ni cuidados posteriores. El proceso de implantación dura entre 30 y 60 minutos y el paciente recibe el alta en menos de 24 horas tras la intervención.

 

Ventajas del marcapasos micra sin cirugía y quién puede recurrir a ellos

El hecho de que el marcapasos micra no requiera de operación para implantar o extraer el dispositivo hace que se reduzcan las probabilidades de infección, evitando también las cicatrices y la incomodidad de llevar un aparato bajo la piel. También se evitarán intervenciones posteriores, como ocurre con los marcapasos convencionales, que deben ser extraídos si se estropea el electrodo o si el dispositivo deja de funcionar. Los nuevos miniparcapasos llevan una pila de litio con una duración de hasta 15 años, cosa que evitará, en muchos casos, la necesidad de cambiarlos. 

Además, el hecho de que el marcapasos se mantenga en el ventrículo sin retirarse hace que estén más indicados en pacientes de edad avanzada que no necesiten más de una implantación. Los casos de pacientes de entre 70 y 80 años suelen ser porque el corazón, por bloqueo, por deterioro del sistema de conducción cardíaca o por cualquier bradicardia, va más lento de lo normal, con unos 20 o 30 latidos por minuto, lo que puede ocasionar pérdida de conocimiento o incapacidad de hacer ejercicio. Esto hace que sea todavía más importante el hecho de no intervenir quirúrgicamente a estos pacientes, por el riesgo que puede conllevar.

A estas ventajas se suma el hecho de que el paciente pueda controlarlo a través de internet, teniendo un seguimiento rutinario, sin necesidad de desplazamiento hasta el hospital, lo que mejora su calidad de vida. 

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Cardiología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies