Mal aliento, ¿qué puedo hacer para olvidarme de él?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La halitosis o mal aliento, es lo que conocemos como un conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca. Suele ser un tema tabú por el carácter social que tiene, relacionando la halitosis a la falta de higiene; pero lo cierto, es que puede haber muchas más causas que produzcan el mal aliento.

Hoy en día se conoce que 1 de cada 2 personas sufre problemas de halitosis. Su principal origen está en la boca (en un 90%) por acumulación de biofilm oral (placa bacteriana) en la lengua. Aunque también puede estar causada por otras situaciones como: problemas periodontales (la causa de periodontitis es el origen del mal aliento en un 60% de los caso), caries dentales, dietas inadecuadas, tabaco, problemas gástricos, infecciones de garganta, problema hepático…entre otras.

El olor desagradable está compuesto por distintos tipos de gases, los más habituales son producidos principalmente por el tipo de bacterias que se encuentran en el dorso de la lengua y en las bolsas periodontales. Por eso, es importante detectar el origen de la halitosis, puesto que puede ser una alarma que nos está avisando de algún problema que aún desconocemos.

 

La boca contiene millones de bacterias y la higiene bucodental es vital.
 

 

En el mercado existen múltiples productos a disposición del consumidor enfocados a combatir el mal aliento. No obstante, una utilización inadecuada de este tipo de productos sin un criterio médico previo, puede enmascarar problemas, que al no ser diagnosticados, no solo no se solucionarán, sino que con el tiempo posiblemente empeoraran.

Para solucionar el problema de mal aliento, es primordial conocer el origen que lo está causando. Esto solo lo puede determinar un odontólogo especializado que disponga de herramientas como los medidores de gases (cromatógrafo de gases), que por una serie de sencillos procedimientos, y basándose en el resultado de los mismos (tipo de gases presentes en boca y cantidad de los mismos), el especialista determinará el origen de la patología y el tratamiento más recomendable para cada caso.

La boca contiene millones de bacterias, y la higiene bucodental es vital para tratar todo tipo de problemas relacionados o no con el mal aliento. Es por ello, que por nuestra parte, podemos mejorar la situación de mal aliento, intentando mejorar la calidad de las técnicas de cepillado con ayuda del higienista, que nos orientará buscando la técnica más adecuada a la hora de realizar el cepillado, y nos enseñará a utilizar la seda dental, cepillos interdentales, y raspadores linguales.

Una variación de nuestra dieta también podría mejorar el problema de halitosis, se debe comer algún tipo de alimento cada cuatro horas y beber, al menos, un litro y medio de agua al día. Lo mejor sería evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco. Porque, además, el alcohol es un agente deshidratante que al entrar en contacto con la saliva y las mucosas orales promueve la volatilización de varios compuestos que causan el mal olor. Y, por supuesto, hay que estar alerta de lo que se ingiere, el ajo y la cebolla son precursores de mal aliento (sobre todo si están crudos).

Debemos asumir que la halitosis es un problema médico y no solo estético, que tiene solución profesional y debemos buscar orientación especializada para solucionar de manera definitiva el problema.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Odontología y dentistas


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies