La piel tiene memoria, cómo prevenir el cáncer de piel

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 12/11/2018
Editado por: Top Doctors®

El cáncer de piel es una patología cutánea muy frecuente que se origina habitualmente por un exceso de exposición solar en un individuo con cierta predisposición. El Dr. Serra Guillén, experto en Dermatología, habla del diagnóstico del cáncer de piel y de su prevención.

 

Tipos de cáncer de piel

El cáncer de piel se clasifica en dos grandes grupos:

  • Melanoma: puede producir metástasis y consecuentemente la muerte del paciente.
  • Cáncer de piel no melanoma: lo forman el carcinoma basocelular y el carcinoma epidemoide, más frecuentes que el melanoma pero menos agresivos.
Es importante acudir al dermatólogo de forma periódica para controlar cualquier indicio

 

Existen muchos factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de piel, siendo el principal la exposición excesiva y desordenada al sol, sobre todo a la radiación ultravioleta que produce mutaciones en las células de la piel. Otros factores son el tipo de piel clara, la presencia de muchos lunares, las quemaduras solares en la infancia y los antecedentes personales y familiares de cáncer de piel.

 

Síntomas o señales del cáncer de piel

El melanoma suele manifestarse como una mancha en la piel, generalmente marrón, pero que puede ser de colores varios, asimétrica, de bordes irregulares, heterogénea, y que muestre cambios recientes. El carcinoma basocelular se manifiesta como una placa o mancha rojiza que puede ser lisa o brillante, de pocos milímetros, que generalmente se ulcera y sangra. El carcinoma epidermoide es un tumor de crecimiento rápido en forma de masa que se ulcera y que puede tener una costra en superficie.

 

Cómo se diagnostica el cáncer de piel

La mayoría de cánceres cutáneos se diagnostican con la exploración convencional por el dermatólogo, basándose en las características que suelen mostrar estos tumores malignos. En ocasiones se precisa de la dermatoscopia, un tipo de lupa con una luz especial ponen de manifiesto ciertas características de los tumores que no se pueden ver con la simple exploración ocular. De cualquier forma el diagnóstico definitivo lo proporciona el examen por microscopio, ya sea de una parte de la lesión, lo que se llama biopsia, o de toda la lesión después de extirparla.

 

Tratamiento para el cáncer de piel

Cuando el melanoma no se ha extendido, este se trata mediante la cirugía, proceso que permite curar la mayoría de los casos. Si por el contrario, el melanoma ha se ha extendido a otros órganos, el tratamiento que se aplica es quimioterápico.

 

Para el carcinoma basocelular y epidermoide la cirugía, en la mayoría de los casos, es curativa. También existen una serie de tratamientos conservadores, sobre todo para el carcinoma basocelular, que no dejan cicatriz, entre los que destacan la terapia fotodinámica y el imiquimod.

 

Cómo prevenir el cáncer de piel

Para prevenir el desarrollo de cáncer de piel hay que evitar la exposición solar desordenada, evitar las quemaduras del sol, sobre todo los niños y las personas de piel clara. Es muy importante el uso de cremas de protección solar, así como tomar mediadas físicas como gorras, ropa o sombrillas.

 

Las revisiones periódicas al dermatólogo también son importantes, este va a revisar los lunares periódicamente para el diagnóstico precoz. A este le podemos consultar también cualquier lesión de la piel que cambie, sangre o evolucione de manera diferente al resto de lunares. Para prevenir el carcinoma epidermoide hay que tratar unas lesiones precursoras que se llaman queratosis actínicas, que aparecen en la piel expuesta de manera crónica al sol en forma de costras rojas.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Dermatología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies