degeneracion-macular

La DMAE: nuevos avances en su tratamiento

Uno de los sentidos que más padece con el paso del tiempo es la vista. A partir de los 50 años, y en mayor medida a partir de los 65, nuestros ojos son más susceptibles de padecer una enfermedad degenerativa del centro de la retina denominada DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad). Existen muchos subtipos, pero básicamente hay dos grandes formas de DMAE: la húmeda o exudativa y la seca o atrófica. En la mayor parte de los casos de pérdida grave de visión se debe a las formas húmedas, en la cual se producen hemorragias y derrames dentro de las capas de la retina, en la mácula, es decir, en el centro del campo visual. Sin embargo, en los estadios avanzados, ambas producen ceguera en el centro de la visión, la más necesaria para la vida diaria. Esta es la visión precisa necesaria para poder leer, identificar una cara, conducir, etc.

Detección y tratamiento 

Gracias a la investigación realizada en muchos centros durante los últimos 20 años, hemos conseguido unas moléculas que, inyectadas intraocularmente, han permitido cambiar el pronóstico lamentable que tenían las formas húmedas de la enfermedad hasta ahora. Sin embargo, aún existe mucho debate sobre cuál es el mejor régimen de administración del tratamiento.

En nuestro centro llevamos muchos años investigando todos estos fármacos y la mejor manera de administrarlos, mediante pautas individualizadas, para conseguir la máxima mejoría visual. Nuestra misión no es sólo procurar que los pacientes ganen visión o que, al menos no la pierdan, sino que ello pueda mantenerse en el tiempo. La forma atrófica de la DMAE, en cambio, sigue sin tener tratamiento. En estos momentos, junto con las enfermedades degenerativas de la retina, es nuestra asignatura pendiente y nuestro mayor reto. En el Institut de la Màcula i de la Retina estamos dedicados a la investigación de estas enfermedades desde hace años y hemos logrado probar en nuestro país nuevos fármacos en ensayos clínicos en Fase I. Actualmente, estamos desarrollando diferentes líneas de investigación para llegar lo antes posible a tener algún tratamiento eficaz.

*Este artículo fue publicado en el número 2 de TheDoctors Magazine, el mes de octubre de 2012.  

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies