Fisura anal ¿Cuándo debe operarse?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 28/10/2018
Editado por: Top Doctors®

La fisura anal es un desgarro en el tejido que recubre el ano. Es un proceso bastante común y su sintomatología de dolor y sangrado son muy molestas para el paciente, llegando a influir en su calidad de vida. El Dr. Biondo es especialista en las distintas opciones de tratamiento para la fístula anal, con más de 20 años de experiencia en coloproctología.

En primer lugar hay que saber que la fisura anal responde hasta en un 70% de las ocasiones al tratamiento médico, por lo que por general esa es la primera opción. Cuando el tratamiento médico ha fracasado es cuando hay que proponer o valorar la cirugía.

 

Técnicas quirúrgicas de fisura anal

Existen varias opciones quirúrgicas, dependiendo del paciente y el tipo de fisura. De todas ellas, la técnica con más éxito es la que se conoce como esfinterotomía lateral interna y consiste en la sección parcial del esfínter interno anal.

Se pueden valorar otras técnicas en función de las características del paciente, como por ejemplo en pacientes con incontinencia anal se pueden aplicar otro tipo de técnicas para curar la fisura sin afectar a la continencia anal, como son la aplicación de toxina botulínica, la fisurectomía o el “injerto de dermis” en la fisura.

Existen varias opciones quirúrgicas, dependiendo del paciente y el tipo de fisura

 

Cuándo operar la fisura anal

Puede operarse cualquier tipo de paciente que tenga síntomas de la fisura anal. Pero siempre debe intentarse el tratamiento médico como primera opción.

El tratamiento de la fisura anal consiste en medidas para evitar el estreñimiento: evitar tomar alcohol y alimentos picantes, aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales con fibra. También puede prescribirse la aplicación de pomadas para disminuir la tensión del esfínter anal, así como analgésicos orales.

Si este tratamiento no tiene éxito, se debe dividir el tratamiento quirúrgico entre pacientes con riesgo de incontinencia o con incontinencia ya presente y el grupo de pacientes sin riesgo de incontinencia. En los pacientes sin riesgo de incontinencia la mejor opción es la esfinterotomía lateral interna, con éxito del 95%. En pacientes con riesgo de incontinencia se opta o bien por otras técnicas de tratamiento conservador o bien por el grupo de técnicas alternativas ya mencionadas anteriormente, en las que no se secciona ninguna parte del esfínter anal.

 

Preoperatorio antes de la cirugía de fisura anal

Antes de la operación, no son necesarios ningún tipo especial de cuidados, simplemente lo fundamental será evitar la presencia de diarreas o de heces duras mediante una dieta rica en fibra e incluso algún laxante suave.

 

Postoperatorio y recuperación de la cirugía de fisura anal

La cirugía de fisura anal no es una operación especialmente dolorosa, por lo que solamente se prescriben los analgésicos habituales.

La incisión solo requiere los cuidados usuales, así que por lo general el paciente puede volver a su actividad en un plazo de 48-72h. Para una mejor recuperación, será fundamental evitar el estreñimiento.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Coloproctología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies