Osteoporosis, causas y diagnóstico

Diagnóstico de la osteoporosis, la importancia de conocer el riesgo de fractura

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 08/07/2018
Editado por: Top Doctors®

Según la definición oficial más aceptada, la osteoporosis es una enfermedad generalizada del esqueleto que se caracteriza por una masa ósea baja y la alteración de la microarquitectura del hueso, con un aumento de la fragilidad del mismo y, por tanto, un aumento del riesgo de padecer fracturas. Está definición es importante porque define a la enfermedad como algo más que la masa ósea. Por tanto, va más allá de la densitometría ósea, y fija el objetivo del manejo y tratamiento, disminuir el riesgo de padecer fracturas. 
 

A veces se considera a la osteoporosis más como un factor de riesgo, que como una enfermedad. Pasaría algo parecido con la hipertensión arterial y el riesgo de infarto de miocardio o de embolia. Muchas veces, la hipertensión arterial no se trata porque de manifestaciones clínicas, si no para evitar tener un infarto. Con la osteoporosis pasa algo parecido, los especialistas en Reumatología la tratan para reducir el riesgo de fractura, no simplemente para mejorar el resultado de una prueba.
 

Así que la osteoporosis es una disminución de la resistencia a la fractura, y esta resistencia depende tanto de la densidad cómo de calidad ósea.

 


Causas de la osteoporosis


Son múltiples los factores que pueden provocar la pérdida de densidad ósea, por consiguiente, osteoporosis. Estos factores se dividen en modificables y no modificables. 
 

Los factores modificables son la principal causa de osteoporosis. Destacan: el tabaquismo, el alcoholismo, un bajo peso exagerado, dietas pobres en calcio y la toma de determinados fármacos (corticoides sobre todo).
 

Por otro lado, los factores no modificables son la edad avanzada y antecedentes familiares de osteoporosis o de fractura osteoporótica. 


Osteoporosis: diagnóstico


La prueba más utilizada en el diagnóstico y seguimiento de la osteoporosis es la densitometría. La densitometría permite determinar la cantidad de masa ósea, es decir, permite calcular la densidad ósea. Para poder medir la calidad del hueso es necesario realizar una biopsia del hueso. Actualmente esta prueba no se realiza en la práctica clínica habitual, pero se están desarrollando distintas alternativas.
 

Como hemos dicho lo que es realmente importante es el riesgo de fractura. Existen distintos índices y cuestionarios que, basándose en la densitometría ósea y los factores de riesgo conocidos más importantes, permiten estimar el riesgo de fractura y así poder valorar si se debe realizar tratamiento y cuál es el más indicado.
 

Se han descrito casi un centenar de factores de riesgo aunque son pocos los realmente importantes. Entre ellos destacan: fracturas previas, baja densidad ósea, edad avanzada, toma de corticoides, enfermedades inflamatorias y menopausia precoz, entre otros.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Reumatología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies