undefined imágen de artículo

¿Cómo se originó el actual brote de Coronavirus?

Escrito por: Dr Alejandro Ellis

Infectólogo

El coronavirus es una enfermedad que puede ser considerada una zoonosis puesto que se transmite del animal (reservorio) al hombre.


El comienzo

El 31 de diciembre del 2019, las autoridades de salud de China reportaron un brote de casos de infección respiratoria aguda en personas que habían concurrido a un mercado de animales y pescados en la Ciudad de Wuhan, Provincia de Hubei, en China Central. El 7 de enero las autoridades chinas confirmaron que un nuevo coronavirus llamado posteriormente 2019-nCoV estuvo asociado con este brote. En febrero se dieron más de 20.000 casos, incluyendo un 13% con formas graves y hasta el momento más de 700 fallecimientos. Posteriormente, fue detectado en 26 otras localizaciones de China y actualmente se ha diseminado por varios países del mundo incluyendo Estados Unidos de América donde hubo que tomar medidas para restringir el acceso de algunas personas de vuelos de China Continental.

 

Como se mencionó, es una enfermedad que puede ser considerada una zoonosis puesto que se transmite del animal (reservorio) al hombre. De hecho, se estableció que un cierto tipo de murciélago es un reservorio en China. Por las tradiciones culturales de ese país, muchos animales domésticos y salvajes se venden vivos en los mercados, por ende, se puede transmitir la enfermedad.

 

También, como otros virus, el coronavirus que se han detectado años atrás como el síndrome respiratorio del medio oriente y síndrome respiratorio agudo grave (MERS y SARS) existe transmisión interhumana, lo que hace que la capacidad de diseminarse sea mayor al mero contacto con los animales que actúan como reservorios.

 

Signos y síntomas

Este virus es muy contagioso, además se sabe que afecta con mayor gravedad a las personas por su edad o condición de vulnerabilidad (huéspedes con cáncer y alteraciones inmunitarias, entre otras). La transmisión es a través de las gotas respiratorias de un paciente con infección.

 

Los signos y síntomas incluyen fiebre, tos y dificultad respiratoria. Considerando los antecedentes del SARS y MERS, se calcula que el periodo de incubación puede ser entre 2 y 14 días después de la infección.

 

Sospechas de coronavirus en Argentina

La definición de caso sospechoso puede ir variando según lo marque la epidemiología a nivel regional o mundial. Para Argentina, y en el mes de febrero se considera caso sospechoso a:

  1. Toda persona con infección respiratoria aguda grave (IRAG) que consiste en fiebre, tos y requerimiento de internación y sin otra etiología que explique completamente la presentación clínica, y que tenga un historial de viaje o residencia en China Continental en los últimos 14 días anteriores al inicio de los síntomas y que sea un trabajador de la salud en un entorno que atiende pacientes con IRAG de etiología desconocida
  2. Toda persona con fiebre y uno o más de los siguientes signos o síntomas respiratorios: tos, dolor de garganta, odinofagia, dificultad respiratoria, que dentro de los 14 días previos al inicio de la enfermedad tuvo: Historial de viaje o residencia en la provincia de Hubei (China), contacto cercano conocido con un caso probable o confirmado de infección por 2019-nCoV, exposición en un centro de salud de un país donde se han asistido casos confirmados por 2019-nCoV y que haya visitado o trabajado en un mercado de animales vivos en cualquier ciudad de China.

 

Diagnóstico y tratamiento

Para detectar específicamente el 2019-nCoV se debe hacer una prueba de laboratorio de PCR en tiempo real (RT-PCR) desarrollada por el CDC en Atlanta, USA. En Argentina se define caso probable como caso sospechoso con una prueba positiva para pancoronavirus y negativa para otros coronavirus detectables.

 

El tratamiento, como la mayoría de los cuadros respiratorios causados por virus, es de sostén. No hay tratamiento específico para este cuadro viral.

 

Prevención

Esto dependerá de los diferentes niveles de atención del paciente. En el caso de la atención de un paciente sospechoso en el ámbito de salud, éste debe portar una máscara quirúrgica de inmediato, estar a no menos de 2 metros de otra persona y atenderse en una habitación cerrada, idealmente con aislamiento respiratorio.

 

El personal de salud que lo atiende debe utilizar las precauciones estándar y de contacto con precauciones de transmisión de gota y protección ocular. Estos pacientes deben ser notificados al sistema de salud. Estos considerarán, de acuerdo a la definición de caso que conducta tomar. En el caso de obtener muestras se hace de las secreciones respiratorias altas o bajas según corresponda y se envía para su análisis al Centro de Referencia.

 

La medida más importante es el lavado de manos frecuente. El virus se transmite por gotas respiratorias, pero muchas veces tosemos sobre nuestras manos y damos la mano a otras personas. Lo ideal es toser sobre la manga del brazo. Los guantes generan una falsa sensación de seguridad y los barbijos son útiles para que el enfermo no transmita la enfermedad. No es útil utilizarlo de manera preventiva para evitar contagio, pues se humedece con el tiempo y facilita la entrada de virus y otros microorganismos.

 

¿Qué debe hacerse con los contactos de un caso índice?

Se les debe dar pautas de alarma y concurrir al centro de salud apenas tengan los síntomas dentro de los 14 días de contacto con el caso índice. Mientras debe asegurarse un correcto lavado de manos, cubrir cuando se tose y permanecer en domicilio mientras dura la enfermedad.

 

Vacunación antigripal frente a una posible epidemia de 2019-nCoV

La vacuna antigripal previene el virus Influenza A y B. La importancia de estar vacunado reside en que ambos afectan a las mismas personas en igual época del año, por lo que estar correctamente vacunado ayudaría a disminuir la cantidad de pacientes sospechosos frente a casos de signos y síntomas similares. Nadie con condiciones de riesgo para contraer Influenza con posibilidad de mayor gravedad, debe quedar sin vacunar en 2020.

 

El 2019-nCoV no dispone de vacuna en la actualidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies