Adicción al WhatsApp

Cómo abordar la adicción al WhatsApp

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 09/07/2018
Editado por: Top Doctors®

 

¿Cree que la comunicación verbal ha cambiado? ¿Dónde reside la clave del éxito de WhatsApp y por qué motivo crea tantos adeptos?

En los últimos 10 años la tecnología ha reducido la comunicación verbal y la relación con los demás. Las aplicaciones y redes sociales han extendido nuestro radio de interacción pero también es cierto que nuestro estilo de comunicación cara a cara se ha convertido en mínimo.

WhatsApp tiene cerca de 1.000 millones de usuarios en el mundo desde que se lanzó hace siete años. En España, de hecho, lo utiliza el 90% de usuarios de móvil. La clave de su éxito reside en su casi gratuidad, sencillez, rapidez o accesibilidad casi universalidad. Sin embargo, también se ha convertido en algo abusivo que genera una dependencia en un porcentaje cada vez más creciente de usuarios.

 

¿Es la adicción a WhatsApp un trastorno comportamental?

La adicción a WhatsApp es comportamental, pero aún no se ha incluido en las clasificaciones psiquiátricas internacionales. Se situaría entre el trastorno obsesivo y una dependencia química, de la misma forma que lo son las adicciones sin sustancia: el sexo, el trabajo, el deporte, la comida, internet, la pornografía o las compras, por ejemplo.

Se considera que la capacidad adictiva de WhatsApp reside en lo que la psicología conductual denomina “refuerzo contingente” o “recompensa intermitente”, es decir, cuando se escribe el mensaje puede ser recibido o no. Esto impulsa a la persona a volver a enviarlo o verificar contantemente que el destinatario lo ha recibido. No se puede saber cuándo se recibe la recompensa, de manera que la conducta se mantiene.

Aunque no hay evidencias científicas sólidas al respecto, algunas fuentes estiman que esta adicción puede afectar al 5 – 10% de los usuarios. Los principales colectivos son adolescentes y adultos jóvenes, sin observarse diferencias entre sexos.

icono whatsappa

¿Qué síntomas pueden alertarnos de sufrir adicción a WhatsApp?

Se considera que un paciente es adicto cuando presenta:

a) Síntomas de dependencia:

  • Dedicación de la mayor parte de su tiempo a WhatsApp enviando, leyendo y releyendo mensajes. También comprobando si los mensajes han sido recibidos y leídos, analizando el estado de los contactos, cambiando la foto de perfil, etc.
  • Incapacidad para modificar esta conducta.
  • Desinterés por la vida fuera de WhatsApp.
  • Cambio de patrones y horas de sueño, reduciéndose.
  • Deterioro de su actividad y vida personal, social, escolar/laboral y familiar.
  • Celos, relacionados con el control de la cuenta de la pareja.
  • Audición falsa de notificaciones (síndrome de la vibración fantasma).
  • Incapacidad para alejarse del teléfono, así como sobresaltarse al recibir una notificación.
  • No soporta quedarse sin batería, de manera que siempre lleva cargadores o baterías externas.
  • Siempre que puede conecta el móvil a cualquier enchufe.

b) Síntomas de abstinencia; si se pierde el teléfono móvil o no puede conectarse, presenta:

  • Ansiedad
  • Tensión muscular
  • Rigidez de pensamiento, al pensar en cómo recuperar el contacto con WhatsApp
  • Tristeza
  • Conductas violentas
  • Irritabilidad
  • Aislamiento
  • Insomnio
  • Inquietud

c) Síntomas obsesivo-compulsivos

  • Actividad mental solo dedicada a la aplicación.
  • Incapacidad para controlar la necesidad de interacción con WhatsApp: responder mensajes en cuanto llegan y estar pendientes de la respuesta, hasta que la reciben.
  • Emisión de mensajes fuera de horario habitual, para recibirlos.
  • Incapacidad para concentrarse en otras actividades.
  • Inspeccionar de forma compulsiva el teléfono, aunque lo haya hecho hace un instante. También en lugares y situaciones donde puede molestar (cine, teatro…).
  • Ansiedad y tensión si no puede acceder al teléfono.

 

¿Cómo se definiría a una persona adicta a WhatsApp, cuál es su perfil?

Tras la experiencia de los especialistas en Psiquiatría, concluyen algunas características propias de las personas adictas a WhatsApp, antes de la adicción:

  • Sentimiento de vacío
  • Tendencia depresiva
  • Problemas de identidad
  • Otras adicciones (tabaco, alcohol…)
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Fobia social
  • Conflictos neuróticos no resueltos
  • TDAH
  • Personalidad inmadura (dependiente, borderline, histriónico o narcisista)

 

¿Cómo se trata este tipo de adicción desde la psiquiatría?

El tratamiento de la adicción a WhatsApp debe ser totalmente personalizado, ya que ningún paciente será igual. Normalmente la primera medida que se toma en pacientes con conductas abusivas pero que todavía no son adictivas es cambiar las actividades diarias, regular tiempo para el deporte, familia y amigos. También será necesario desactivar las notificaciones, privar el uso del teléfono a unas horas determinadas, apagar el teléfono durante la noche y no permitir llevar baterías externas. En algunos casos también será necesario desinstalar la aplicación.

Si ya se trata de un caso considerado adictivo se requerirá un tratamiento más incisivo. No existen investigaciones acerca del protocolo farmacológico a seguir, pero pueden incluir:

  • Inhibidores de la recaptación de serotonina en altas dosis, para mejorar el control de los impulsos.
  • Un fármaco específico que estimula el núcleo de recompensa cerebral.
  • Un fármaco que mejora la impulsividad.
  • Fármacos para los trastornos psiquiátricos que se asocian.

En cualquier caso, es un trastorno que requiere tratamiento psicoterapéutico, así como medidas psicoeducativas. De la misma forma que en otras adicciones comportamentales, las psicoterapias más útiles son: terapia cognitiva individual, terapia dinámica, terapia dialéctica conductual, terapia de grupo y grupos de autoayuda.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Psiquiatría y salud mental


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies