Aplicación de la terapia cognitivo-conductual en anorexia nerviosa

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 26/09/2018
Editado por: Top Doctors®

A continuación se analiza un caso clínico en el que se utiliza terapia del tipo cognitivo-conductual en una paciente con anorexia nerviosa.

 

Antecedentes y evaluación del caso

Una mujer de 19 años que acude a la consulta motivada por su obsesión por la comida y por su aspecto físico. A su vez, tiene miedo a que sus padres no la comprendan y puedan calificar sus preocupaciones como una tontería.

Los primeros pasos que ha de seguir el especialista es el de organizar una primera entrevista clínica conjuntamente con la paciente y con sus padres, y posteriormente se realiza una entrevista individual con la paciente, siendo su sintomatología compatible con la Anorexia nerviosa.

 

Objetivos del tratamiento de la anorexia nerviosa con terapia cognitivo-conductual

Los objetivos del tratamiento son los siguientes:
 

  • Facilitar recursos cognitivos y conductuales para descender/eliminar los atracones y conductas autolesivas.
     
  • Facilitar el reconocimiento de su mundo emocional y de sus necesidades físicas y psicológicas hasta perfilar su identidad, es decir, que acepte su apariencia física.
     
  • Enseñarle a defender el derecho a la imperfección, fomentando su flexibilidad y la aceptación de errores como una herramienta más de aprendizaje.
     
La terapia cognitivo-conductual ayuda en casos de anorexia o bulimia nerviosa
 

Técnicas utilizadas durante el tratamiento de una anorexia nerviosa mediante terapia cognitivo-conductual

Las técnicas utilizadas son las siguientes:
 

  • Análisis funcional de su conducta
     
  • Autoregistros delos atracones, vómitos y circunstancias relacionadas
     
  • Técnicas de solución de problemas
     
  • Restructuración y equilibrio de las cogniciones
     
  • Exposición y prevención de respuesta
     
  • Clarificación de valores

 

Tratamiento de la anorexia nerviosa mediante terapia cognitivo-conductual

El tratamiento se ha realizado en coordinación con su médico de atención primaria, con un nutricionista y con un psiquiatra. Se ha empleado una terapia de tipo cognitivo-conductual para el manejo de las conductas alimentarias patológicas y el cambio de los aspectos cognitivos implicados en ellas.

La psicoterapia individual reglada se ha dividido en un total de 16 sesiones, con una docena de sesiones de intervención y con cuatro sesiones de seguimiento.

 

Resultados y conclusiones del caso clínico de anorexia nerviosa con terapia cognitivo-conductual

La evolución del caso ha sido favorable, ya que la paciente ha logrado mantener su peso en un nivel normal. A su vez, ha dejado de preocuparse en exceso por el peso, aceptando su cuerpo tal y como es, y mejorando su confianza y su autoestima.

La coordinación con los profesionales de otras disciplinas, como lo son los médicos, los nutricionistas y los psiquiatras, la implicación de los padres y la aplicación de la terapia cognitiva-conductual en combinación con la estrategia de clarificación de valores, ha resultado ser muy eficaz tanto para la adquisicón como para el mantenimiento de hábitos alimentarios adecuados, así como para la asertividad y el incremento de su autoestima.

Para más información al respecto, consultar con un especialista en Psicología.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Psicología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies